Actualidad

Economía EU se fortalece

Durante el último cuarto de 2010, la economía de Estados Unidos creció más de lo esperado por la alta demanda.

25-03-2011, 10:25:31 AM
25 de Marzo de 2011

La economía de Estados Unidos creció con más fuerza de lo estimado previamente en el cuarto trimestre, al mantener los inversores un sólido gasto y reconstruir los inventarios para satisfacer una creciente demanda, mostraron el viernes datos del Gobierno.

Otros datos del viernes mostraron un descenso en la confianza del consumidor a su menor nivel en más de un año en marzo, afectada por los altos precios de la gasolina y los alimentos.

La expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos fue revisada al alza a un ritmo anualizado del 3.1% , dijo el Departamento de Comercio en su estimación final, cercano a la proyección inicial de 3.2% publicada hace dos meses y por encima de la estimación preliminar de un alza de 2.8% difundida en febrero.

“Es bueno ver la confirmación de que la economía está mejorando. Los datos que hemos visto hasta ahora para el primer trimestre confirman que esa fortalece continúa”, comentó Elizabeth Miller, presidenta de Summit Place Financial Advisors en Summit, Nueva Jersey.

El departamento también informó que las ganancias corporativas aumentaron 3.3% tras subir un 0.2% en el trimestre anterior.

En otro reporte, el índice de confianza del consumidor de Thomson Reuters y la Universidad de Michigan descendió a 67.5 este mes, su nivel más bajo desde noviembre del 2009, desde 77.5 en febrero.

Los mercados financieros de Estados Unidos permanecieron casi inmutables ante los datos.

Los economistas esperaban que el crecimiento del PIB, que mide el total de bienes y servicios producidos dentro de las fronteras del país, fuera revisado a un alza de 3.0% en el cuarto trimestre.

La economía de Estados Unidos se expandió a un ritmo de 2.6% en el tercer trimestre.

En todo el 2010, la economía creció 2.9%, mientras que las utilidades de las empresas aumentaron un 20.4%, el mayor porcentaje desde el 2004.

Las cifras conocidas hasta ahora sugieren que la economía ha mantenido su ritmo de crecimiento en el primer trimestre del 2011, pero hay preocupaciones de que los altos precios del petróleo puedan frenar el gasto en consumo y la recuperación económica.

El ritmo de crecimiento aún es lo suficientemente fuerte como para reducir significativamente el alto desempleo.

 

Riesgos al acecho

El repunte del crecimiento fue reconocido por la Reserva Federal, que inyectó enormes cantidades de dinero a la economía para estimular la demanda. Se espera que el banco central de Estados Unidos concluya en junio su programa de compra de bonos del Gobierno por 600,000 millones de dólares.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, dijo el viernes que la recuperación económica de Estados Unidos avanza por terreno sólido, pero aún hay suficientes fuentes de debilidad que justifican que las tasas de interés se mantengan muy bajas.

En el informe del PIB, el Gobierno elevó la estimación de crecimiento del cuarto trimestre para reflejar un gasto empresarial y acumulación de inventarios más fuertes de lo previsto.

La inversión empresarial subió a una tasa de 7.7%, por encima de 5.3% previsto originalmente, impulsado por el gasto en equipamiento y programas informáticos así como en estructuras. El gasto creció 10.0% en el tercer trimestre.

El gasto en equipamiento y software se incrementó a una tasa del 7.7% en vez de 5.5 %. La inversión en estructuras creció a un sólido 7.6%, el primer incremento desde el segundo trimestre del 2008.

Los inventarios empresariales aumentaron en 16,200 millones de dólares, por arriba de los 7,100 millones estimados el mes pasado.

El alza en los inventarios todavía marcó una brusca desaceleración respecto a los 121,400 millones de dólares del tercer trimestre y le restó solo 3.42 puntos porcentuales al crecimiento del PIB desde los 3.70 puntos reportados previamente.

Si se excluyen los inventarios, la economía se expandió a una tasa no revisada de 6.7%, el incremento más alto en la demanda doméstica y extranjera desde 1998. Las compras domésticas aumentaron 3.2%, frente a 3.1% estimado antes.

El gasto del consumidor -que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense- creció a una tasa de 4.0% en los últimos tres meses del 2010, ligeramente por debajo de 4.1% calculado originalmente.

Esta cifra fue la más alta desde el último trimestre del 2006 y una aceleración respecto a 2.4% del periodo julio-septiembre.

El incremento de las exportaciones no fue tan fuerte como se había calculado anteriormente, mientras que las importaciones fueron revisadas un poco a la baja. El comercio sumó 3.27 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en vez de los 3.35 puntos calculados previamente.

El gasto del Gobierno se contrajo 1.7%, más que 1.5% original, debido a la debilidad de los desembolsos de los gobiernos locales y estatales.

El informe del PIB ratificó un repunte en las presiones inflacionarias por el alza de los precios de los alimentos y las gasolinas.

El índice de gastos en consumo personal (PCE por sus sigla en inglés) se elevó a una tasa revisada de 1.7% en el cuarto trimestre, frente a 1.8% estimado antes y comparado con 0.8% del tercer trimestre.

Pero el índice PCE subyacente, que es seguido de cerca por la Fed, avanzó a un dato revisado de 0.4%, en vez de 0.5% previo. Esta alza fue la tasa más pequeña de la historia.

(Reporte de Lucia Mutikani)