Efectos de Japón sobre economía mundial

La situación que vive Japón, a la que se añaden otros factores bélicos, arrastra la economía mundial que lucha por evitar una nueva crisis.

22-03-2011, 3:27:31 PM

La reciente tragedia ocurrida en Japón el pasado 11 de marzo ha puesto en problemas la economía del país nipón, que está lejos de la asombrosa recuperación que tuvo tras el terremoto de Kobe en 1995.

Para los expertos, la .capacidad de reponerse no ha sido la misma debido a las diferentes condiciones económicas que se viven, sumado a los serios riesgos nucleares en los que se encuentra la población.

A lo anterior, se agrega la situación bélica que vive Medio Oriente, a la que se han unido algunos países del mundo occidental como Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y España.

Y aunque el impacto de estos acontecimientos en los mercados mundiales aún es difícil de cuantificar, se puede trazar un esbozo de lo que seguirá ocurriendo, tanto en Japón, como en la economía mundial:

En primer lugar se verá afectada la producción. Todas las empresas automotrices del país han paralizado sus actividades; la compañía Sony Corp. cerró seis plantas dedicadas a la producción de componentes y partes eléctricas; las empresas que producen 40% de las cervezas permanecen fuera de servicio; el suministro de electricidad está suspendido en muchas regiones.

Ante la contracción económica de los últimos tres meses del 2010, los expertos habían pronosticado una recuperación para el segundo trimestre de este año. Ahora habrá que esperar quizás hasta el segundo trimestre para aclarar el panorama. Estos son apenas algunos de los factores que marcan la diferencia con el evento de Kobe (1995).

 

La reconstrucción

 

Otro de los aspectos a considerar es la capacidad económica con la que cuenta el país para atender un proceso de recuperación. Esto porque su deuda fiscal asciende actualmente a más del 200% del PIB estimado por el Fondo Monetario Internacional, cifra que dobla lo que la nación asiática adeudaba en 1995.

Según Maurice Obstfeld, economista de la Universidad de California, el tema de un incumplimiento de la deuda no estaba contemplado en 1995. Además, falta por ver la reacción completa de los mercados internacionales: si se tomarán el asunto con calma y confianza, o el mercado experimentará algunos cambios.

Según datos del FMI, fueron más de 166 mil millones de dólares los que se invirtieron el pasado año, y si los inversionistas mundiales deciden. trasladar estos recursos a Japón para ayudar en la reconstrucción, éstos terminarán debilitando aún más el dólar.

Los resultados negativos de esta repatriación de fondos sería una apreciación del yen, lo que también tendría efectos indeseados en los exportadores japoneses.

A su favor, se pueden decir que se trata de uno de los países más ricos de mundo, el tercero detrás de Estados Unidos y China; líder en el .mercado de la tecnología.

 

Energía

 

 

Expertos de J.P. Morgan señalaron una inusual volatilidad en los precios globales del petróleo por efectos del terremoto y los problemas en Medio Oriente.

Si tomamos en cuenta que Japón es el tercer importador de petróleo, luego de Estados Unidos y China, hacen que esta situación sea cada vez más conflictiva para la economía del país nipón.

El grave problema que aqueja a las plantas nucleares japonesas pueden derivar en un alto consumo de  petróleo, gas y carbón, como un reemplazo de la energía nuclear, por lo deberán importar 375 mil barriles adicionales diarios a la ya demanda de 4.2 millones de barriles.

Pero, a pesar del conflicto que se vive, los daños de las plantas nucleares y los efectos a largo plazo que vivirá su gente, son los peores escenarios con los que los japoneses deberán lidiar.