¿Qué ganas cuando inviertes en acciones?

¿Quieres invertir en la bolsa, pero nunca has entendido 100% de qué se trata? Te invitamos a conocer de manera clara sus riesgos y beneficios.

31-01-2011, 2:45:47 PM

En las últimas décadas, tras conocerse diversas historias de empresarios que con escasos recursos se hicieron de grandes fortunas invirtiendo en la bolsa de valores, el mundo de las acciones ha tomado un rol protagónico en la escena financiera mundial.

Casos de éxito como el de .Carlos Slim, han encendido el espíritu emprendedor de millones de personas que sueñan con aprender del mercado bursátil, aunque todavía quedan muchos que lo mantienen como un deseo oculto debido a la dificultad que exige y el riesgo de perder los ahorros de toda una vida.

Según cifras entregadas por Manuel Somoza, presidente de Somoza Finamex Inversiones, en México hay unas 300 mil personas que invierten directamente en bolsa. Una cifra que a simple vista parece bastante débil, pero que toma potencia una vez que se suma a la cantidad de “inversores reales” que existen en el sector.

Es decir, si a lo anterior “le sumas aquellos que invierten en sociedades donde hay acciones, en renta variable, el número sube a un millón y pico, entonces ya empieza a ser interesante”, explica el empresario durante una entrevista realizada por  Imagen Radio.

Además, en las Afores, donde hay 15 millones de mexicanos que tienen cuenta, todos aquellos que son menores a 35 años tienen acciones. “Entonces al final debe haber casi 10 millones de mexicanos que tienen acciones”, estima el empresario.

Pero, ¿a qué se debe este interés? ¿Qué ganas invirtiendo en bolsas? ¿Por qué no todas las personas se atreven a invertir en el sector?

El sentido común indica que las personas optan por las acciones principalmente porque su rentabilidad suele ser elevada, es un mercado serio y en ellas participan las empresas más importantes.

Para poder entender esto resulta necesario conocer antes algunos conceptos claves del sector.

 

Invirtiendo en acciones

Según el entender general de los economistas, la bolsa es un “catalizador positivo” del mercado, ya que contribuye a darle capital a las empresas, las que crecen y generen empleos para un mayor número de personas.

Por ejemplo, si no hubiera existido la bolsa de Nueva York, -donde participan unas 80 millones de personas- Estados Unidos no sería la potencia económica que es hoy, porque gracias a ello se financió el desarrollo de las grandes empresas de ese país.

De este modo, una empresa en crecimiento siempre necesita conseguir dinero para llevar a cabo sus proyectos, y una forma de conseguirlo es a través de la bolsa.

Otra arista de este panorama lo componen los inversionistas que buscan mayores ganancias. Como dice Arturo Morales Castro, licenciado en economía y maestro en finanzas por la UNAM, “si el objetivo es que el capital financiero se incremente, invertir en acciones es seguramente la mejor manera de lograrlo”.

Según el economista, las acciones son una inversión muy atractiva porque:

  • Pueden aportar buenas ganancias cuando se venden.
  • Obtienes ingresos mediante el pago de dividendos; que es la proporción de las ganancias de la empresa que se decide distribuir entre los accionistas. Es decir, la cantidad que el consejo de accionistas de cualquier empresa decide pagar a los tenedores de acciones, lo que está en función de las utilidades que se hayan logrado.
  • Abre la posibilidad de .incrementar la inversión financiera mucho más rápido que si inviertes en un plazo fijo, o en una cuenta de ahorros.
  • Puedes hacer dinero sin tener que participar en el trato diario de la empresa para la que has invertido.

 

Tengo una acción

Como ya se explicó, para crear una empresa se necesita dinero. Cuando una persona aporta ese dinero, éstas le entregan a cambio un paquete de acciones, que representan una parte de la misma, y que van a tener relación directa con la cantidad de dinero que se haya dado.

En otras palabras, tener una acción equivale a poseer una parte de la empresa, lo que implica que, cuando la empresa crezca, tu acción eleva su precio y tu inversión se incrementa.

Sin embargo, no es la panacea, ya que existen muchos riesgos al invertir, entre ellos el de .una caída en las cotizaciones de la acción en la que se invirtió. Aunque la experiencia indica que si se mantiene la inversión por un periodo prolongado, las probabilidades de obtener una buena rentabilidad aumentan bastante.

La otra forma de ganar dinero es vendiendo las acciones en un determinado momento. Así, “si decides invertir en acciones, sería recomendable que dispongas de una cierta cantidad de dinero, que no necesites por un buen tiempo. De lo contrario, puede suceder que si se deseas recuperar el dinero, por algún motivo de fuerza mayor, el momento para vender no sea el más adecuado”, advierte Morales Castro.

Es un juego de doble filo, donde los inversores pueden ganar y perder.