Cómo subir de puesto rápidamente

Anteriormente había que pasar varios años en un mismo puesto para escalar en la organización. Hoy es posible acelerar este proceso. Descúbrelo.

21-01-2011, 9:37:15 AM

Termina el primer mes de 2011, la crisis económica mundial se ha retirado casi por completo en la mayoría de los países, y las empresas vuelven poco a poco a la normalidad, contratan más personal e invierten dinero en los sectores más riesgosos.

El nuevo año se presenta, entonces, con un entorno de empleo mucho más seguro y esperanzador, un periodo ideal para aquellos trabajadores que debieron esperar largos meses antes de .optar a un ascenso o aumento de salario.

Para conseguirlo, hay quienes confían en los logros educacionales. Es decir, optan a diferentes cursos, MBA’s, mestrías y .doctorados con tal de escalar en sus empresas. Lo que parece ser una buena idea en el caso de los Executive MBA, puesto que 37% de las que los han realizado, declararon haber sido ascendidos en sus trabajos, según los resultados de la encuesta “Executive MBA Council 2010 Student Exit Benchmarking.

El mismo estudio señala que 68% las personas que realizan estos estudios recibió otro tipo de asignaciones dentro de sus empresas durante 2010.

Sin embargo, el trampolín educativo, no es la única alternativa. Existen un sinfín de cambios que puedes realizar en tu puesto de trabajo, incluso en tu propia vida, para destacar entre tus pares y .aumentar tus expectativas de desarrollo en su trabajo. Te invitamos a conocerlas:

Estudia a tu empresa

Intenta averiguar qué tan seguido se abren nuevas plazas a niveles superiores, o si tu empresa prefiere ascender gente o contratarla por fuera. Esto es importante ya que te puede dar una idea de qué esperar una vez que ya estés dentro.

Piénsalo bien

Subir de puesto implica mayores ingresos, pero también mayores responsabilidades y conflictos. Vas a tener que prepararte física y mentalmente para ello, incluso, vas a experimentar casos en los que no quedarás bien con nadie, ni con “los de arriba” ni con “los de abajo”.

Prepárate
Se trata de volver a la escuela, ya sea dentro o fuera de tu trabajo. ¿Qué clase de habilidades requiere el nuevo puesto, que aún no poseas? ¿Hay que saber más de computación, dominar un nuevo idioma, aprender a hablar en público?

Di lo que sientas
No tengas miedo de abrir la boca. Eso sí, piensa muy bien las cosas antes de decirlas. Una persona que nunca propone nada es alguien que está a gusto con las cosas tal y como están. Pero tú no. Siempre hay algo que se puede mejorar.

Orienta a tus pares
La mejor manera de practicar tus futuras responsabilidades es guiar al resto. Coopera para que los demás desempeñen sus funciones lo mejor posible, y no tengas miedo de ayudar incluso a los que también quieren subir de puesto junto contigo. Si de verdad llegan a la cima antes que tú, créeme, se acordarán de ti cuando necesiten en quien confiar.

Modifica tu vestimenta
Para bien o para mal, muchas empresas se fijan en la apariencia física para decidir a quién sí y a quién no van a subir de puesto. Después de todo la idea es que alguien que llega “arriba” debe ser una persona de éxito en muchos aspectos. Dales en el gusto,  comienza a preocuparte mejor en cómo te vistes.

Nuevos horizontes
Lamentablemente, no siempre las personas o las empresas valoran tus esfuerzos. Pero no te preocupes, todo el camino que has recorrido hasta acá NO ha sido en vano. Siempre habrá una nueva oportunidad o alguien que aprecie lo que haces.