Cierran puertas a madres profesionistas

Menos empresas están interesadas en contratar madres profesionistas en 2011, por temor a no poder ofrecerles esquemas de trabajo flexibles.

19-01-2011, 2:10:44 PM

Las madres trabajadoras encontrarán nuevos retos durante 2011, en tanto que menos empresas están interesadas en contratar sus servicios. Así lo reveló el estudio realizado por Regus, en el que se preguntó a más de 10,000 empresarios de todo el mundo si tenían intención de contratar a madres profesionistas.

En comparación con los resultados de 2009, cuando 44% de las empresas indicaron que estarían dispuestos a emplear a madres trabajadoras, el interés por contratar a mujeres profesionistas con hijos disminuyó 8%, es decir, sólo 36% de las empresas tuvo interés en hacerlo.

En el caso de México, la situación es aún más preocupante, en tanto que del 54% de las empresas que planeaba contratar madres profesionista en 2010, ahora sólo lo hará 37% de las empresas.

Según 37% de los encuestados dijeron no tener intensión de emplear a mujeres con hijos por temor a que tengan menos compromiso hacia su trabajo y flexibilidad que otros empleados; 33% dijo que les preocupa que abandonen al poco tiempo la empresa para tener otro hijo; y 24% explicó que no tienen intención de contratar a madres trabajadoras debido a que su situación podría rezagar sus capacidades.

Por su parte, los empresarios mexicanos dijeron que su mayor preocupación radica en que las madres profesionistas disminuyan su compromiso con el trabajo.

La principal razón para no contratar a mujeres con hijos consiste en la incapacidad de ofrecer un sistema de trabajo flexible, según el 72% de los encuestados. Sin embargo, indicaron que saben que esto significa que están perdiendo una parte significativa y valiosa de su capital humano.

Asimismo, 56% considera que las .madres profesionistas ofrecen capacidades únicas, las cuales son difíciles de encontrar en el mercado actual, y el 57% declara que valoran más a las madres que vuelven porque ofrecen experiencia y capacidades sin exigir salarios superiores. En México, el no reclamar salarios superiores fue más alto que el promedio global (67%), lo que indica que existe mucho trabajo que hacer en el país, para alcanzar la igualdad de salarios entre las madres trabajadoras y sus colegas hombres.

Y es que en el país, el ingreso promedio neto de las madres trabajadoras sigue siendo 35% menor que el de los hombres.

Una de las recomendaciones que Regus brindó a partir de este análisis, consiste en la generación de sistemas de trabajo flexible que contemplen la modalidad remota de trabajo, ya sea en su totalidad o parcial.