Actualidad

Venezuela, hacia crisis inmobiliaria

La Ley de Arrendamiento decretada por Hugo Chávez, permitirá que el gobierno fije la renta de apartamentos y su precio cuando sean vendidos.

19-01-2011, 10:34:23 AM
19 de enero de 2011

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela advirtió que una eventual regulación de los precios de la vivienda de alquiler, que anunció el presidente Hugo Chávez la semana pasada, deprimirá aún más al .sector de la vivienda.

La semana pasada, Chávez anunció que en uso de facultades extraordinarias que le concedió el anterior Congreso para legislar, decretará una Ley de Arrendamiento para ‘proteger al inquilino de los abusos’ de los propietarios de vivienda.

Según explicaciones de diputados oficialistas, con esa ley el Congreso fijará el canon mensual de alquiler y establecerá la venta obligada del inmueble al inquilino en caso de que el propietario desee enajenarla.

“No es que el precio lo pone el dueño. Los criterios van a ser obligantes“, expresó Luis Gamargo, presidente de la Comisión Permanente de Administración y Servicios Públicos del Congreso, órgano que se ocupará de fijar los nuevos valores.

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de .Venezuela, Aquiles Martini, explicó que la medida “afectará al mercado secundario y a todos los venezolanos que adquirieron una segunda vivienda y que verán su patrimonio reducido”.

Marín se preguntó “¿quién va ahora a alquilar un apartamento? Imagínate que compraste una vivienda por 500 mil bolívares y por regulación su precio bajará, ahora esa vivienda valdrá 200 mil. Si tu patrimonio valía 500 mil ahora vale 200 mil”.

Martín indicó que este tipo de medidas generará además mayor temor de expropiaciones, lo que afectará un mercado de viviendas de alquiler que se ha venido reduciendo de 30.0 a 6.0 por ciento de la oferta total de vivienda.

El empresario añadió que a esto, se suma “el detallito” de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó a los tribunales paralizar temporalmente los desalojos de viviendas ‘aun existiendo sentencia definitiva’, en espera de la nueva ley.