Estilo de Vida

Porsche 918 SRS devora el asfalto

El nuevo Porsche 918 RSR tiene en su ADN los mejores atributos de los modelos 911 GT3 y el 918 Spyder, para correr en las pistas.

14-01-2011, 12:21:50 PM

El nuevo Porsche 918 RSR cupé, es simplemente un devorador de asfalto con sus 756 caballos de fuerza el bólido llega ha desarrollar una potencia que sólo las pistas de carreras pueden soportar.

Porsche el legendario fabricante alemán arrebató las miradas de la prensa y visitantes al .North American International Auto Show de Detroit donde fue presentado el Porsche 918 RSR cupé concept.

El 918 RSR presenta una combinación de los mejores atributos tecnológicos del 911 GT3 R híbrido y el indiscutible diseño y belleza del 918 Spyder, lo que dio como resultado un automóvil de competencia diseñado para el asfalto de Le Mans.

El chasis es un monocasco de fibra de carbono que está decorado con el número 22, un homenaje al triunfo de los pilotos Helmut Marko y Gijs van Lennep en las 24 Horas de Le Mans de 1971. Su diseño tiene tomas de aire dinámicas, un ventilador a la vista ubicado sobre el propulsor y un spoiler trasero más grande que el de sus predecesores.

El cupé deportivo tiene un sistema híbrido gasolina-eléctrico, cuenta con un propulsor central V8 y dos motores eléctricos situados en las ruedas delanteras con los cuales alcanza una potencia total de 756 caballos de fuerza. Cuenta con una caja de cambios secuencial de seis velocidades.

Su interior cuenta con un equipamiento que incluye una pantalla digital y un tablero de control que permite al conductor conocer todos los datos relevantes del vehículo. En el lugar del copiloto se encuentra un motor eléctrico cuyo rotor es capaz de girar a 36.000 revoluciones por minuto para ahorrar energía.

El motor eléctrico se recarga durante el frenado, cuando los dos motores montados en las ruedas delanteras actúan como generadores. El conductor puede pasar esta energía que se acumula en la marcha pulsando un botón.

La energía adicional se utiliza también para ahorrar combustible, reducir la frecuencia de paradas en boxes y, en consecuencia, la construcción de tanques más pequeños con todos sus beneficios en términos de peso.

Hasta el momento, no se sabe si al final el modelo de .Porsche competirá en alguna carrera de forma oficial. Se especula con que Porsche podría hacerlo correr en alguna prueba de resistencia, pero este hecho aún no está confirmado por la marca alemana.