Actualidad

Brasil detendrá fortaleza de su moneda

Hará frente a la apreciación de su moneda mediante exenciones impositivas y nuevas protecciones comerciales.

05-01-2011, 11:39:47 AM
5 de enero de 2011

El Gobierno de Brasil lidiará con el daño causado por la apreciación de su moneda mediante exenciones impositivas y nuevas protecciones comerciales, en vez de tratar de debilitar artificialmente al tipo de cambio, dijo el martes el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Con el real cotizando cerca de su máximo nivel en dos años, Mantega dijo que el gobierno actuará para proteger a los fabricantes locales, pero que no planea nuevos impuestos sobre inversiones extranjeras u otros controles de capital, a menos que la moneda se fortalezca aún más.

En vez de eso, el ministro dijo que el nuevo gobierno de la presidenta Dilma Rousseff buscará ayudar a los exportadores mediante la aprobación de recortes impositivos selectivos y mediante la toma de medidas no especificadas para “combatir la competencia desleal” de parte de socios comerciales.

Reuters informó la semana pasada que Rousseff estaba planeando medidas paliativas, como recortes impositivos y aumentos selectivos de tarifas, que podrían servir como sustituto para nuevos controles de capital.

“Estamos en una guerra cambiaria”, expresó Guido Mantega, repitiendo una frase que usó por primera vez el año pasado y que desde entonces se ha propagado a muchos otros mercados emergentes que sufren por sus monedas sobrevaloradas.

Los economistas dijeron que la nueva estrategia es una señal bienvenida respecto a que el nuevo Gobierno de Rousseff no recurrirá a políticas económicas no ortodoxas, que podrían obstruir inadvertidamente formas deseables de inversiones extranjeras.

“Fue bueno oír a Guido Mantega reconocer que esto (la apreciación del real) es parte de la tendencia global”, dijo David Beker, director de economía latinoamericana en el Bank of America.

“Se están volviendo mucho más selectivos y (están) lidiando con las consecuencias del real más que con la tasa actual”, agregó David Beker.