Actualidad

Seguirá Gurría al mando de OCDE

Hoy las naciones que conforman la OCDE renovaron el segundo mandato por cinco años de Ángel Gurría, al mando.

30-09-2010, 12:05:48 PM
30 de septiembre de 2010

El Consejo de Gobierno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calificó el trabajo de Ángel Gurría como relevante, abierto e inclusivo que ha tenido la organización.

Por ello, los 33 países miembros decidieron renovar su mandato por otros cinco años.

Eduardo Ferro Rodrigues, embajador de Portugal ante la OCDE, dijo que el concenso en esta decisión refleja el “gran respeto” que tiene los países miembros hacia el “liderazgo energético” de Gurría.

En el contextode la crisis económica y los cambios en la economía global, Gurría dijo que la OCDE debe redoblar sus esfuerzos.

“La búsqueda de relevancia sigue siendo mi objetivo rector a fin de mejorar el bienestar de nuestros ciudadanos y ayudar a diseñar políticas mejores para una vida mejor”, dijo Gurría.

La decisión de hoy es un adelanto de cómo la OCDE se prepara para su 50 aniversario, descrito por Gurría como “un hito para hacer balance y para reforzar nuestra voluntad de construir la institución”.

Gurría dijo también que la OCDE tiene un papel importante para ayudar a reconstruir la confianza de los ciudadanos tras la gobernanza masiva y quiebras de empresas que están detrás de la crisis.

“Las percepciones de los ciudadanos del futuro son sombrías y su tolerancia de malas noticias está exhausto. Tenemos que cambiar esta perspectiva y esta psicología negativa. Ese es el papel de la OCDE”, agregó el director reelecto.

El líder mexicano explicó: “en la tarea que nos espera hacia el crecimiento no es suficiente, ya que se llevará a cabo en un contexto de alto desempleo, los grandes déficits fiscales y el cambio climático. La promoción del crecimiento implica también la medición y la definición de bienestar”.

“La organización seguirá ayudando a los países tanto en el diseño e implementación de políticas para abordar los principales retos mundiales – la reconstrucción de la confianza, la restauración de las finanzas públicas, la identificación de nuevas fuentes de crecimiento y una creación de empleo y habilidades.”

Gurría dijo que la OCDE debe continuar ayudando a los gobiernos a diseñar y aplicar políticas, así como el papel de un organismo de normalización mundial. Sin embargo, advirtió que los desafíos son formidables. “El consenso internacional necesario para hacer frente a cuestiones importantes como el cambio climático, la migración o la pobreza no está sucediendo.”

“El surgimiento del G-20 ofrece a la OCDE una importante oportunidad para aportar su experiencia en los impuestos, el crecimiento equilibrado, la inversión, el proteccionismo comercial, lucha contra la corrupción y la creación de empleo”, dijo Gurría. También renovó su llamado para la creación de una red de instituciones internacionales a trabajar más estrechamente en temas de gobernabilidad global.

www.altonivel.com.mx