301 mdp invirtió banca en medioambiente

Los bancos han generado nuevos productos, como fondos con criterios verdes o préstamos específicos para negocios ambientales.

10-09-2010, 12:37:42 PM

“Frente al cambio climático que indudablemente estamos experimentando, la principal responsabilidad social de la Banca es hacer bien su negocio, es decir, no sólo ser un eficiente intermediario del mercado financiero y buscar beneficio para sus clientes con buenos productos y financiamiento para el desarrollo económico, se trata, además, de otorgar créditos con miras a largo plazo y de valorar los efectos colaterales que las actividades económicas pueden tener para el futuro”.

Lo anterior fue expresado por Luis Robles Miaja, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México, durante su mensaje inaugural en el foro “El Sector Financiero hacia la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático”, organizado conjuntamente por la ABM con la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI) y el Instituto Nacional de Ecología (INE).

En su intervención, el Presidente Ejecutivo de la ABM subrayó: “Las instituciones bancarias tenemos una gran responsabilidad con nuestros accionistas, es nuestra función básica, pero también nos debemos a la sociedad, a nuestros empleados, a las comunidades en las que vivimos. Y, en ese sentido, hemos realizado algunas actividades por el medio ambiente que, aunque han sido modestas, no dejan de ser importantes para los bancos asociados a la ABM. Muestra de ello, es que en 2009 la inversión de la Banca en medio ambiente ascendió a 301 millones de pesos”.

Acciones de la Banca por el medio ambiente:

  • Diseño de fondos con criterios verdes o préstamos diseñados específicamente para negocios ambientales
  • Promoción de la responsabilidad ecológica entre empleados y clientes
  • Ampliación de las certificaciones ISO 14001 en las instalaciones
  • Establecimiento de compromisos de compensación de emisiones de CO2
  • Construcción de nuevas instalaciones con base en el diseño y planeación de oficinas verdes
  • Fomento del uso de la Banca Electrónica para evitar los traslados de clientes a las sucursales, reducir el consumo de papel y otros recursos como la energía eléctrica.
  • Financiamiento de proyectos de energía renovables, como la planta eólica Eurus, ubicada en el estado de Oaxaca, con una capacidad instalada de 250.5 megavatios, energía que sería suficiente para abastecer a una población de 500 mil habitantes y que contó con un financiamiento de 375 millones de dólares.

Finalmente, Robles Miaja consideró que “aún tenemos mucho que realizar en esta materia a nivel nacional e internacional, particularmente en la Asociación de Bancos de México se tiene que trabajar muy intensamente en estos temas. No podemos tener una visión de corto plazo ante algo tan relevante para la vida de nuestro planeta, y que tiene consecuencias también para la vida de nuestros hijos y nietos, sería irresponsable”.

En su turno, Jéssica Jacob, representante para África y Latinoamérica de la UNEP FI, explicó que lo que buscan con este evento es demostrar que hay una gran necesidad de que el sector financiero se involucre en esta materia: “Hemos comprobado que el sector privado, y particularmente el financiero, tiene un rol clave en la adaptación, mitigación y atracción de ideas innovadoras para crear alternativas que reduzcan el impacto negativo al medio ambiente y la sociedad. Los bancos tienen el poder de financiar y analizar los riesgos en los proyectos que apoyan”.

La conferencia magistral corrió a cargo del doctor Mario Molina, Presidente del Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente. En su presentación, el Dr. Molina resaltó que el cambio climático es el problema ambiental más urgente que tenemos en el planeta y lo ejemplificó diciendo que la concentración de dióxido de carbono es mucho mayor ahora, que la existente en el último medio millón de años por emisiones directas, por lo que, dijo, “estamos comprometiendo la composición química del planeta, ya no nada más para nuestros hijos, sino para muchas generaciones, es sorprendente lo que ya le hicimos al planeta”.

Destacó que necesita haber un acuerdo internacional para poner un precio a las emisiones de dióxido de carbono que se incorporarán a la economía y el mercado mismo es el que se encargaría de reducir las emisiones. Además, dijo, es necesario continuar haciendo investigación, y desarrollar tecnologías cada vez más eficientes y que su costo sea menor.

Por su parte, el doctor Adrián Fernández, Director del Instituto Nacional de Ecología de la Semarnat, habló en su intervención sobre las políticas públicas y negociaciones del gobierno mexicano, rumbo a la Conferencia de las Partes (COP- 16), la cual se realizará en Cancún en diciembre venidero. Refirió que en el Plan Nacional de Desarrollo (2007-2012) se reconoce por primera vez el cambio climático como un problema y se establecen ocho estrategias para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Asimismo comentó que el objetivo general de la COP 16 es lograr que el evento sea neutral en emisiones de carbono y se conduzca bajo parámetros de sustentabilidad, así como promover que la COP 16 redunde en beneficios ambientales para México, entre otros.

En su intervención, el director Global de Mercados de Carbón de Bank of America Merrill Lynch, el doctor Abyd Karmalli, habló sobre los diferentes programas de financiamiento a proyectos amables con el medio ambiente y del programa de reducción de emisiones de dióxido de carbono CO2 por medio de bonos.

Por último, frente a esta problemática, el doctor Molina, Premio Nobel de Química 2005, consideró: “Tenemos riesgos enormes de cambios irreversibles, es evidente que tiene que haber cambios muy drásticos en la manera como funciona la sociedad por dos razones: resulta mucho más barato y porque nuestra generación tiene la responsabilidad de entregar a las futuras generaciones un entorno que sea favorable para el desarrollo económico a que tienen derecho”.

www.altonivel.com.mx