Receta para enfrentar dilemas éticos

En una entrevista con Mckinsey Quarter, Mary Gentile explora los conflictos éticos dentro de una empresa y la forma de actuar frente a ellos.

09-09-2010, 3:10:09 PM

Los últimos años han visto una ruptura sin precedentes en la confianza pública de los negocios, debido, en gran parte, a casos de comportamiento poco ético en algunas poderosas instituciones del mundo. La crisis económica y el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México son algunos ejemplos.

La profesora Mary Gentile, directora del programa de negocios en Babson College, explora los dilemas éticos en el trabajo y entrega su receta respecto a cómo actuar sobre ellos, en una entrevista con el portal de negocios Mckinsey Quarter.

A su juicio, el verdadero reto para los estudiantes de negocios, empleados y ejecutivos no es saber lo que está bien, sino determinar cómo actuar bajo ciertas condiciones dentro de una organización.

Tras pedir a sus alumnos entrantes de cursos de MBA escribir un ensayo sobre un momento en el que había experimentado un conflicto de valores y cómo lo habían manejado, la respuesta fue clara: muchos reconocieron tener un inconveniente, pero hicieron lo que se les solicitaba. Otro pequeño grupo señala que no accedió a realizar lo que les pedían los responsables de la empresa, así que renunciaron o lograron ser cambiados de sección.

Sin embargo, había cerca de un tercio de ellos que dijo: “sí, he encontrado este conflicto de valores y traté de hacer algo al respecto”. Algunos no tuvieron éxito, pero otros lograron provocar una reacción.

Esta experiencia motivó a la profesora Gentile a buscar casos y entrevistar gente que había encontrado la forma de expresar sus valores, empezando a sentir que quizá eso era la clave de la enseñanza.

Para enfrentar problemas éticos en la empresa, muchos dicen que sólo tienen éxito las personas que toman riesgo y pueden enfrentar a la autoridad, donde ser valiente y extrovertido es el camino correcto. Pero hay otros que son prudentes y temerosos, pero levantan la voz dentro de la empresa para superar sus temores.

Es por ello que la experta concluye que predicar ser audaz y moralmente valiente, no tendrá mucho éxito.

Quienes lograron triunfar son los tomaron el control de su experiencia y la enmarcaron de una manera que los favoreciera. Pensaron en ello como parte de su trabajo y no como algún tipo de causa moral dentro de la organización.

Las barreras organizativas

En la investigación de Gentile, los más jóvenes decían que no tenían la autoridad para cambiar políticas de la empresa, mientras que los CEO’s de las firmas argumentaban que tenían mucha gente a su cargo para modificar la estructura de la empresa. En definitiva, todos decían estar en el lugar equivocado para lograr cambios.

Sin embargo, la experta encontró personas que en distintos niveles lograron expresar y actuar de acuerdo a sus valores. Pero ellos lo hicieron de manera que sean compatibles con el lugar donde se encontraban.

Ellos fueron capaces de demostrar su buena fe y fueron capaces de tener algo que entregar. Pero se debe elegir una estrategia que encaja con lo que eres personalmente. También es necesario pensar en una forma que se adapte a su nivel particular de poder y las relaciones dentro de la organización, aconseja la experta.

Promoción de valores dentro de la empresa
Mary Gentile dice que la promoción de valores no siempre tiene que venir de programas de entrenamiento formal. Hay otras cosas, como códigos dentro de la estructura organizativa, que pueden funcionar. Una de esos procesos puede ser compartir en voz alta tu propio proceso de pensamiento mediante informes.

A su juicio, si deseas sacar lo mejor de tus empleados en situaciones difíciles, debes dejarlos pensar creativamente y manejar las situaciones cuando el líder no está presente. Dejar todo en manos de lo que dice el reglamento de la empresa puede ser un error o, en algunas ocasiones, hasta contradictorio.

Gentile dice que estas medidas o decisiones no siempre van a funcionar. Tampoco que serán fáciles de implementar. Pero sí que se puede ser más eficaz en los esfuerzos para desarrollar una adecuada ética empresarial en gerentes o responsables de la firma. Sí debes ser honesto y entregar herramientas para tomar decisiones, en lugar de ofrecer un libro de comportamiento.

Puedes ver la entrevista completa a Mary Gentile en PDF aquí.

www.altonivel.com.mx