Actualidad

Explosión en PEMEX elevaría importación

Después de la explosión, dos las plantas en Cadereyta cerraron de manera indefinida.

08-09-2010, 7:42:50 AM
8 de septiembre de 2010

La explosión el martes en una de las plantas de la tercera mayor refinería de petróleo en México, propiedad de la estatal Pemex, podría obligar al país a importar más combustibles.

Pemex dijo que la explosión ocurrió a las 9:20 hora local (1420 GMT), debido a una fuga en un compresor de una planta hidrodesulfuradora de gasóleos en Cadereyta, la refinería más sofisticada del país, ubicada 30 kilómetros al sureste de la industrial ciudad de Monterrey, en el norte de México.

“Lamentablemente este incidente provocó el fallecimiento del trabajador de Pemex Juan Salvador Sánchez Paz, ingeniero de operación de la planta, de 32 años”, dijo la compañía en un comunicado.

Pemex, que monopoliza la producción, refinación y exportaciones de crudo mexicanas, agregó que la explosión dejó además 10 heridos y generó un incendio que ya fue controlado.

La empresa dijo que la refinería sigue operando pero que su capacidad de procesamiento se vio reducida en casi 7% a 200,000 barriles por día (bpd).

Pemex explicó que 30 de las 32 plantas que hay en Cadereyta operan con normalidad, y garantizó el abasto de combustible para la región, pero no dio una fecha para la reapertura de las plantas afectadas o cerradas.

Testigos afuera de las instalaciones dijeron que había camiones de bomberos arrojando agua al lugar donde ocurrió la explosión y ambulancias atendiendo a lesionados leves.

Los heridos graves fueron trasladados a un hospital de Pemex donde decenas de familiares se amontonaban para obtener información.

Segundo accidente desde 2007

Cadereyta está ubicada en el estado de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos. México es uno de los mayores productores de crudo del mundo y un proveedor clave de Estados Unidos, pero es un importador neto de combustibles debido a la falta de capacidad de refinación.

Un portavoz de Pemex dijo que la planta de hidrotratamiento, que apoya la producción de gasolina y diésel, resultó afectada por la explosión.

Analistas en Nueva York comentaron que el accidente podría obligar a México a incrementar sus importaciones de combustibles.

Este es el segundo accidente ocurrido en Pemex, que atraviesa una grave crisis financiera y una caída en su producción, desde 2007.

Ese año, un accidente en la plataforma petrolera Usumacinta, en el Golfo de México, provocó derrames de petróleo y la muerte de 11 trabajadores.

La onda expansiva de la explosión rompió los vidrios de las ventanas de la oficina de una constructora ubicada frente a la refinería y testigos en el municipio de Benito Juárez, cercano a Cadereyta, dijeron que los edificios se cimbraron.

“Vibraron fuerte las ventanas. Fue sólo unos segundos. Tembló todo el edificio”, dijo a Reuters José Luis Garza, camarógrafo de comunicación social del municipio de Juárez.

Pemex dijo que investiga las causas del accidente, pero no detalló cuanto tiempo podría estar apagada la planta afectada.

(Reportes adicionales de Robert Campbell, Cyntia Barrera Díaz y Miguel Angel Gutiérrez en Ciudad de México, escrito por Verónica Gómez Sparrowe y Anahí Rama. Editado por Adriana Barrera, Mónica Vargas y Marcel Deza)

.www.altonivel.com.mx