La utilidad del feedback en el trabajo

¿Qué tan vital es para tu empresa que otros se den cuanta de tus errores y te los comenten? Conoce los beneficios que puede lograr el feedback.

02-09-2010, 2:20:30 PM

En el globalizado y volátil mercado del siglo XXI, las organizaciones, las personas con quienes trabajas a diario y hasta tú, deben aprender a desarrollarse y cambiar con el fin de sobrevivir profesionalmente.

Es ahí donde subyace la importancia de ser capaces de reforzar un comportamiento positivo que queremos que se repita en el tiempo o que otros te señalen un comportamiento o conducta que necesitas modificar. Hablamos de la importancia del “feedback” o retroalimentación.

En lenguaje empresarial, la calidad de las relaciones profesionales o personales depende de la cantidad y calidad de retroalimentación que recibas.

De este modo, si el feedback es pobre, también lo será la relación; si es crítico o abusivo, la relación lo reflejará; sin embargo, si es positivo, la relación lo será de igual modo.

Como vemos, esta retroalimentación resulta importante para el crecimiento de una institución, entonces ¿por qué cuesta tanto ponerlo en práctica?

Cómo aplicarlo
Para quienes entregan coaching, todo comportamiento que mantenemos está apoyado en dos fuerzas.

Por ejemplo, si te cuesta dar el denominado feedback de apoyo, es decir, aquel que estimula a la persona a repetir un comportamiento que está produciendo un resultado positivo, probablemente, asocies el darlo a algo negativo y el no darlo a algo positivo.

En tales situaciones resulta fácil encontrarse con frases como: “si le felicito por su trabajo se relajará”, “si muestro mi admiración me pedirá algo a cambio”, “no tengo que reconocer algo que es su obligación. Para eso le pago” o “siempre se puede hacer mejor”.

Si este es el caso, resulta evidente la necesidad de cambiar dicho comportamiento y el modo correcto de hacerlo es modificando las asociaciones que mantienes. ¿Cómo? Existen dos formas:

Por un lado, se puede asociar “placer” al nuevo comportamiento. Por ejemplo: ¿Qué ganas al aportar feedback de apoyo?, ¿cuál es el impacto positivo?

La segunda manera tiene relación con asociar “dolor” al comportamiento antiguo: ¿cuál es el coste en mis relaciones de no darlo?, ¿cuál es el coste en los resultados?, ¿cuál es el impacto negativo de no cambiar?

Lo importante es que las personas sean capaces de modificar dichos comportamientos, para bien propio y de la empresa.

Haz una autoevaluación y comienza ya a generar mayor feedback con tus más cercanos. Verás los resultados.

.www.altonivel.com.mx

escasez-de-obreros-el-problema-actual