Historias

Evo Morales confisca principal cementera

Sin aclarar si habrá indemnización, Evo Morales decretó la confiscación de la tercera parte de acciones de Fancesa, principal cementera del país.

02-09-2010, 7:56:21 AM
2 de septiembre de 2010

Evo Morales, presidente de Bolivia decretó la confiscación de la tercera parte de acciones de la principal empresa cementera del país, Fancesa, cuyos principales inversionistas eran Samuel Doria Medina, principal opositor, y el Grupo de Cemento Chihuahua (GCC).

El mandatario Morales no precisó si habrá una indemnización.

“Esta mañana aprobamos el decreto supremo que tiene por objeto recuperar para el gobierno autónomo departamental de Chuquisaca las acciones” en la Fábrica Nacional del Cemento (Fancesa), proclamó Morales en un acto público en Sucre, capital de Chuquisaca.

La gobernación de Chuquisaca (sudeste del país) fue propietaria de 33.34% hasta 1999, cuando le fue vendido a Doria Medina, dueño de la Sociedad Boliviana del Cemento (SOBOCE), en el marco de una política de privatizaciones. Luego en 2005, GCC compró 47% del paquete accionario de SOBOCE.

El empresario Doria Medina es también propietario de una cadena de comida rápida con franquicia de Burger King, y jefe de la Unidad Nacional (UN), un partido de centroderecha con minoritaria representación parlamentaria.

SOBOCE dijo en un comunicado que el gobierno boliviano “incurre en abuso de poder, gravísimas irregularidades procedimentales y flagrante injusticia” y anunció que tomará medidas legales para resistir el decreto presidencial.

El analista independiente Carlos Cordero, sociólogo y profesor de la estatal universidad San Andrés, estimó que la medida fue tomada por Morales “porque es el dulce para el ciudadano, es decir que la riqueza que iba a manos privadas ahora será para el pueblo, pero el gran desafío es que las empresas mantengan eficiencia”.

Desde el punto de vista político, la expropiación “descalifica a alguien como Doria Medina, que era potencial candidato a la presidencia”.

En las elecciones de 2009, el empresario del cemento recogió apenas 4% de los votos, frente a 64% de Morales, quien fue reelecto por cinco años, mientras que en Chuquisaca el presidente era resistido por grupos civiles de derecha, hasta que el oficialismo ganó la gobernación local.

Como parte de la confrontación entre la oposición local y el mandatario izquierdista, se registraron fuertes disturbios en 2007 que se saldaron con 3 muertos y centenares de heridos.

Poco después, en 2008 se produjeron en Sucre violentos hechos de xenofobia contra los indios quechuas, que son leales al mandatario.

Ahora, con la expropiación de las acciones, el gobierno de Chuquisaca recibirá un ingreso adicional de 4 millones de dólares, dijo Morales.

El resto de las acciones de Fancesa se mantendrán en poder de la Alcaldía de Sucre (33.33%) y de la universidad estatal San Francisco Xavier (33.33%).

Fancesa facturó por ventas entre enero y marzo de este año la cifra histórica de 530.29 millones de bolivianos (61 millones de dólares), superando en un 11.9% el registro de similar período del año anterior.

Desde que asumió el gobierno en 2006, Morales nacionalizó en diferentes fechas los recursos hidrocarburíferos, empresas de gas, electricidad, telecomunicaciones y fundidoras de minerales, pero también inició procesos de confiscación de tierras especialmente a sus opositores con el argumento de que “la tierra es de quien la trabaja”.

SOBOCE administra otras cuatro plantas de cemento, además de Fancesa, según datos de esa compañía.

El gobierno anunció en mayo de este año que Bolivia destinará un máximo de 1,000 millones de dólares para indemnizar a todas las empresas extranjeras, entre ellas inglesas, francesas, españolas e italianas, que fueron nacionalizadas desde entonces.

.www.altonivel.com.mx