Actualidad

BP creará fondo por gastos de derrame

BP aceptó depositar 20.000 millones de dólares en un fondo especial para pagar indemnizaciones por el derrame en el Golfo.

17-06-2010, 7:54:29 AM
17 de junio de 2010

Bajo presión del presidente estadounidense, Barack Obama, BP aceptó el miércoles depositar 20.000 millones de dólares en un fondo especial para pagar indemnizaciones por el enorme derrame de crudo en el Golfo de México, y suspendió el pago de dividendos.

El acuerdo le cede a Obama, que ha sido criticado por su manejo del desastre que ya lleva 58 días, una gran victoria. El pacto también calmó la presión política de Estados Unidos sobre la energética británica, cuyas acciones palidecieron ante la incertidumbre de inversores en torno al monto de la factura que pagaría BP por el derrame.

Obama anunció el acuerdo con BP luego de que funcionarios de la Casa Blanca conversaran por unas cuatro horas con los ejecutivos de la firma, que poco después ofrecieron disculpas a los estadounidenses por causar el peor derrame de petróleo en la historia de ese país.

El 20 de abril, la explosión y posterior hundimiento de una plataforma contratada por BP causó la muerte a 11 trabajadores y dañó el pozo que perforaba en aguas profundas.

El derrame ha afectado unos 190 kilómetros de la línea costera del país y golpeó a parte de su multimillonaria industria pesquera y turística, además de matar aves, tortugas marinas y delfines.

Mientras Obama manifestaba que el monto de la cuenta de custodia no fija un tope a las responsabilidades de BP por el derrame, Wall Street parecía ovacionar la pequeña dosis de claridad que ofreció el acuerdo, con un alza en los títulos de la compañía de un 1,5 por ciento en Nueva York.

Bajo el acuerdo, BP se comprometió a depositar 20.000 millones de dólares en un fondo administrado independientemente por cuatro años, suspender la entrega de dividendos por el resto del año y separar 100 millones de dólares para los trabajadores que habían perdido sus empleos por la veda de seis meses que impuso el Gobierno a las perforaciones en aguas profundas, tras el derrame.

La cifra de 20.000 millones de dólares equivale aproximadamente al promedio anual de ganancias de BP en los últimos cuatro años. La energética está previsto que reporte ingresos netos de 18,900 millones de dólares en 2010, según estimaciones de Thomson Reuters.

“Seguiremos haciendo responsable a BP y otros grupos”, dijo Obama en la Casa Blanca. “Estoy absolutamente confiado de que BP podrá cumplir con sus obligaciones en la Costa del Golfo y con los estadounidenses”, afirmó.

Kenneth Feinberg será quien administre la cuenta custodia de BP, el funcionario de la administración de Obama que supervisó las compensaciones a los ejecutivos que recibieron ayuda durante la crisis financiera del 2008.

En un conciliador comunicado, el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, se disculpó con los estadounidenses en nombre de la firma.

“Gracias por la paciencia que han tenido durante ese período difícil”, dijo.

“Escucho comentarios a veces de que las grandes compañías petroleras son codiciosas y que no les importa nada, pero ese no es el caso de BP, nos importa la gente”, dijo Svanberg.

El funcionario prometió que los reclamos por los daños producidos por el derrame se manejarán de manera rápida y justa.

En una reciente visita a la costa estadounidense del Golfo, Obama recogió las quejas de los residentes, que critican la lentitud y complejidad del proceso de reclamos y el poco monto con el que BP los está indemnizando.

BP dijo que cortaría dividendos por tres trimestres y anunció una significativa reducción de su programa de inversiones y la venta de activos por 10.000 millones de dólares para cubrir el fondo de custodia.

Los compromisos suponen sanciones mayores a las que inversionistas esperaban. No se espera que BP sea forzada a vender activos y recortar inversiones, lo que afectaría el crecimiento a futuro de la firma.

“FUERTE Y VIABLE”

Obama dijo que “BP es una compañía fuerte y viable y es el interés de todos que se mantenga así”.

La gigante petrolera representa una gran parte de las inversiones en Gran Bretaña.

Las acciones de la petrolera británica en Nueva York estaban volátiles. Cayeron un 5 por ciento en la sesión matinal y luego pasaron a terreno positivo tras conocerse el acuerdo sobre la cuenta custodia.

“Le quita un poco de presión a BP”, sostuvo Iain Armstrong, analista petrolero de la correduría Brewin Dolphin en Londres, sobre la cuenta custodia.

El acuerdo podría mejorar la imagen del presidente ejecutivo de BP Tony Hayward ante una audiencia en el Congreso el jueves.

Hayward, el rostro público de la respuesta de BP por el derrame, ha enfrentado duras críticas contra la compañía. Aún está previsto que enfrente severos cuestionamientos sobre los eventos que provocaron el accidente en el golfo y los esfuerzos de BP por limpiar el desastre.

La firma continúa luchando por contener la pérdida en el Golfo de México.

La petrolera puso en marcha un segundo sistema de captura del crudo desde su pozo dañado en el lecho marino. El martes un equipo de científicos estadounidenses elevó fuertemente su estimación de la cantidad de crudo que está fugando y ahora dicen que el flujo es de entre 35.000 a 60.000 barriles por día.

El nuevo sistema de contención pretende incrementar la capacidad de captura de crudo a 28.000 barriles diarios desde los actuales 15.000 barriles.

La firma además está perforando un pozo de alivio, que estaría listo en agosto y con el que se espera detener definitivamente el derrame.

(Reporte adicional de Matt Spetalnick, Caren Bohan, Patricia Zengerle y Alister Bull en Washington, Estelle Shirbon y Tom Bergin en Londres y Kristen Hays en Houston; Jeffrey Jones en Buras, Luisiana, Escrita por Ross Colvin)

.www.altonivel.com.mx