Estilo de Vida

Benévolo, arte artesanal convertido en cerveza

Después de llevar su creación al enlace de un amigo, Francisco Rivas vio la oportunidad de negocio y creó Cervecería Rivalla, exponente de la cerveza artesanal.

28-09-2012, 12:47:48 PM

“Si vas a dejar la cerveza que sea en mi casa”,
es una de las frases con las que la casa Cervecería Rivalla te invita a degustar
sus etiquetas artesanales.

Rivalla es una microempresa hidalguense, específicamente
de la ciudad de Pachuca, y la marca que comercializan es Benévolo.

Como muchas de las casas cerveceras
artesanales mexicanas
, este proyecto surgió a partir del hobbie y la pasión de
su fundador, Francisco Rivas. Sus amigos sabían que él pasaba mucho tiempo
experimentando en su cocina con ingredientes nuevos para hacer cerveza. Después,
uno de ellos le pidió que llevara sus productos a su boda, con el objetivo de
ofrecer a los invitados una bebida original.

A partir de entonces, Francisco descubrió que este
pasatiempo podía convertirse en una fuente de ingresos y apenas este 2012, dos
años después de iniciar actividades, fue que Casa Cervecera Rivalla se
formalizó como empresa y pasó de ser una nanocervecera a microcervecera.

Además de impulsar los nuevos estilos de
cerveza mexicana, Benévolo redondea su concepto de empresa, a través de la
unión con el colectivo artístico Proyecto CV, cuya presencia se observa
directamente en las etiquetas de las botellas y en el logotipo.

El volumen de producción de Benévolo comenzó
en los 200 litros y actualmente producen de 2 mil 500 a 3 mi litros cada 17
días.  Su mayor penetración de mercado es
en provincia, específicamente en los estados de Tijuana, Quintana Roo, Baja
California, Morelos, Oaxaca, Michoacán y van expendiéndose en el DF y el Estado
de México.  

Sorpresivamente Benévolo también ha tenido
mucha aceptación en la Riviera Nayarita, a través de distribuidores de vino que
encuentran en estas etiquetas, exponentes de calidad gourmet.  

La escasez de
insumos para producir cerveza en México lleva a las empresas a importar, y, en
este caso, la materia prima viene de diversas regiones: lúpulo de Francia,
levaduras de Estados Unidos, malta de trigo alemana, y agua de manantial de Mineral
del Chico, una zona muy cercana a Pachuca. Éste último ingrediente no pasa por
filtración de rayo ultravioleta, con el objetivo de aprovechar las sales
minerales de la región.

Del campo de la zona también se aprovechan
algunos cultivos como la planta de cola de caballo, la semilla de girasol, el romero,
y la cáscara de naranja. Éstos se incorporan en uno solo de los estilos de la
casa; la Benévolo Boyka Spicy, que ostenta una complejidad de sabores, cuerpo
firme y seco. Para su elaboración se prescinde del uso del lúpulo, haciendo que
la cerveza tenga un carácter amargo.

Cerveza Benévolo Weizen-Bock

Pertenece a la familia de las laguer, tiene
amargor medio y bastante densidad de cuerpo. Es originaria de la ciudad Alemana
de Einbeck. Se fabrica con una baja fermentación y posee alto contenido de
alcohol.

Durante su participación en la expo Cerveza México, Paco
Rivas comentó a AltoNivel.com.mx, que la estrategia en redes sociales, hasta el
momento, es generar un diálogo de carácter lúdico con los consumidores. “Tratamos
de llamar su atención a través de frases contundentes y graciosas como: “La
cerveza genera desenlaces, amistades y apresura”; “Una cerveza tiene tantas
calorías como una hamburguesa, ¡al diablo la cena!”; “Yo pido salud, dinero y
amor. Amor para la cerveza, dinero para comprarla y salud para beberla”.

Como parte del posicionamiento, Cervecería Rivalla
está preparando una terraza en la ciudad de Pachuca, para que los fines de
semana puedas degustar sus etiquetas en un lugar de gran estilo.

Para conocer más de cervezas Benévolo sigue su Twitter: @CervezaPachucaM y dale Like a su Facebook.

¿Qué opinas de la unión entre arte y cerveza?

Para saber más:

Cervezas mexicanas, prohibidas para paladares superficiales

5 cervezas de lujo para disfrutar a sorbos

Minerva 8:60, una cerveza artesanal 100% mexicana