Actualidad

España anunciará más medidas de austeridad

El Gobierno conservador busca alternativas como dejar de indexar las pensiones por inflación y fijar impuestos a las transacciones de acciones.

25-09-2012, 11:43:42 AM

España anunciará este jueves otra ronda de impopulares medidas de
austeridad
cuando dé a conocer el presupuesto del 2013, pese a que los
planes de ajuste ya han impulsado numerosas protestas de los sectores
afectados.

Dado que la meta de déficit de presupuesto de este año parece
cada vez más difícil de alcanzar, el Gobierno conservador busca
alternativas como el dejar de indexar las pensiones por la inflación,
fijar impuestos a las transacciones de acciones, “impuestos verdes”
sobre emisiones o eliminar exenciones tributarias.

El presupuesto del 2013 es el segundo que ha tenido que pasar el
presidente del gobierno, Mariano Rajoy, desde que asumió en diciembre.
El mandatario debe persuadir a los socios europeos de España de que
puede recortar la brecha presupuestaria en más de 60 mil millones de
euros para el 2014.

Rajoy ya ha aprobado recortes de gastos y alzas de impuestos que
equivalen a más que dicho monto en los próximos dos años, pero las
cifras de mitad de año muestran que la meta de déficit del 2012 se salió
de las estimaciones mientras los pronósticos de ingresos tributarios no
serán alcanzados debido a la contracción económica.

España está en el centro de la crisis de deuda de la zona euro
por el temor a que el Gobierno no pueda controlar sus finanzas, golpeado
por la segunda recesión desde el 2009, que ha dejado a uno de cada
cuatro trabajadores sin empleo y presionado al alza los costos del
endeudamiento.

Las protestas contra los recortes están ganando impulso. Más de mil policías cercaron el Parlamento en Madrid el martes contra los
manifestantes que planeaban formar una cadena humana alrededor del
edificio.

Cientos de manifestantes se reunieron en diferentes puntos de la
capital antes de marchar al Parlamento, diciendo que estaban furiosos
porque el Estado ha colocado fondos públicos en los bancos, al tiempo
que recorta los beneficios sociales.

Mientras, Rajoy está frenando un pedido de ayuda a Europa, que
activaría el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo y
rebajaría las castigadas primas de deuda del país.

Rajoy dice que evalúa las condiciones del eventual rescate, pero
la sospecha del mercado de que podría tener que esperar hasta las
elecciones regionales del 21 de octubre presionaron al alza los
rendimientos de corto plazo en una subasta el martes.

Se espera también que el Gobierno establezca un nuevo cronograma
de reformas económicas, el jueves o viernes, visto como un intento de
adelantarse a las estrictas condiciones impuestas por la UE a la
petición de ayuda.

La cifra de déficit de mitad de año indica que las cuentas
nacionales ya están en una pendiente que conduce al pedido de un
rescate.

El déficit a fines de junio se ubica por sobre el 4,3 %
del Producto Interno Bruto, incluyendo transferencias a los bancos
rescatados, lo que hace casi imposible alcanzar la meta del 6,3 % para finales de año.

Para el 2012, las medidas buscan obtener ahorros por más de
13 mil millones de euros, pero los economistas estiman que el déficit
será casi un punto porcentual mayor al objetivo, implicando nuevas
necesidades de ahorro por hasta 10 mil millones de euros solo este año.

Más del 60 % de los gastos del Gobierno van a las
pensiones, beneficios por desempleo y al pago de deuda, haciendo más
difícil recortes en el lado de los ingresos sin golpear a los 6 millones
de desempleados.

Para saber más:

.Monedas latinas buscan afianzarse y miran a España

.Alemania descarta rescate para España

.España necesita tiempo para decidir sobre rescate