Actualidad

Zona euro pide a España aclarar sus necesidades de ayuda

Los ministros de Finanzas de la región pidieron a los representantes españoles cuál es su postura frente a un rescate financiero.

14-09-2012, 7:51:18 AM

Los ministros de Finanzas de la zona euro presionaron este
viernes a España para que aclare si pedirá ayuda financiera, después de que el
anuncio del Banco Central Europeo del nuevo programa de compra de bonos redujo
considerablemente los costos de endeudamiento de Madrid.

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, eludió las
preguntas sobre una posible solicitud de ayuda a su llegada al encuentro en
Chipre, diciendo que abordarían en términos generales las condiciones para la
intervención del BCE en los mercados.

“Me gustaría que expusieran su posición, porque no ha
quedado claro durante el verano cuál es su posición”, dijo el ministro de
Finanzas irlandés, Michael Noonan, a la prensa, reflejando la preocupación
entre varios países de la zona euro por el hecho de que la incertidumbre sobre
España esté frenando una recuperación de la crisis de deuda del bloque.

El BCE ha dejado claro que una petición española de ayuda al
fondo de rescate de la zona euro, y la negociación de estrictas condiciones
políticas y de supervisión, son esenciales para activar su intervención de
compra de bonos en el mercado secundario.

Madrid se resiste a cualquier condición de austeridad que
vaya más allá de las recomendaciones de la Comisión Europea que ya está
aplicando, mientras que acreedores del norte de Europa encabezados por Alemania
insisten en que cualquier ayuda vendría con condiciones estrictas.

“Es mucho más importante cumplir los objetivos de
déficit publico de España y cumplir con lo que es el programa de reformas que
un potencial rescate”, dijo De Guindos a periodistas cuando fue consultado
sobre las condiciones a un respaldo financiero.

“La cuestión fundamental aquí es que de alguna forma se
vayan estableciendo los elementos de lo que podrían ser las condiciones que va
poniendo el BCE para una intervención en el mercado secundario. Supongo que es
lo que haremos ahora, aunque de forma genérica y en absoluto relacionado con
España”.

Por primera vez desde el inicio del año, las conversaciones de
los ministros se producirán en un momento en el que la presión del mercado para
que se adopten acciones inmediatas para resolver la crisis de la deuda soberana
se está moderando, en lugar de crecer.

El anuncio del BCE de que podría comprar cantidades ilimitadas
de bonos españoles, si Madrid pide ayuda al fondo de rescate de la zona euro,
ha reducido el rendimiento de los bonos españoles a 10 años del 7.64%
del 24 de julio al 5,62 por ciento el jueves.

Los rendimientos italianos han caído a alrededor del 5% y el euro subió por encima de 1.30 dólares después de que la Reserva
Federal de Estados Unidos anunció un nuevo programa de compra de activos para
respaldar la economía y luchar contra el desempleo.

Eso aumenta la tentación para que España -y el mayor pagador
de la UE, Alemania-, traten de aguantar sin un programa de asistencia que sería
políticamente impopular tanto en Madrid como en Berlín. Cada vez que la tensión
en el mercado se ha relajado en la crisis iniciada hace casi tres años, los
líderes alemanes han dicho que no ven la necesidad urgente de actuar.

“Resultados positivos”

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en una entrevista
en un diario alemán que la decisión política en sí del banco central estaba
teniendo efectos beneficiosos.

“Ya ha habido resultados positivos”, dijo citado
el viernes por el Sueddeutsche Zeitung. “El anuncio de la posibilidad ha
contribuido a incrementar la confianza en la zona euro, y en el euro en todo el
mundo”.

“Gestores de fondos están volviendo a traer su dinero a
Europa. Esto es bueno para la economía de la zona euro”, dijo Draghi.

Pero muchos responsables políticos y analistas de mercado
creen que para que los rendimientos caigan aún más, o incluso se estabilicen en
estos niveles, el BCE tendría que respaldar sus palabras con hechos.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, lanzó un
contraataque contra los críticos con la decisión de compra de bonos, incluyendo
el influyente banco central del país, diciendo que las preocupaciones alemanas
por una exposición ilimitada a rescates de la zona euro o a que el BCE imprima
dinero para financiar a gobiernos endeudados no tenían fundamento.

“No tiene absolutamente ningún mandato para la
financiación estatal. El BCE no va a tomar ninguna decisión que lleve a la
financiación indirecta
de los estados. Eso sería violar su mandato y no lo van
a hacer”, dijo en una entrevista radiofónica emitida el viernes.
“Tengo confianza en el BCE”, agregó.

España es reacia a pedir ayuda porque el presidente del
Gobierno, Mariano Rajoy, teme un revés político en casa, pero puede que al
final no tenga otra opción dadas las necesidades de endeudamiento de Madrid.

“Después del anuncio del BCE, hay mayor presión sobre
los españoles para que lo pidan”, dijo un responsable de la zona euro
sobre las conversaciones en Chipre, en sí mismo un candidato a un rescate.

España prefiere pedir la ayuda junto a Italia y no en
solitario, para diluir la impresión de haber gestionado mal sus finanzas
públicas, agregó. Roma ha rechazado hasta ahora cualquier medida de este tipo,
aunque el jefe del cabildeo de los empresarios italianos pidió el jueves a
Italia que pida ayuda a la UE antes de las elecciones generales del próximo año
para estabilizar la economía.

Varios responsables de la zona euro especularon con que la
petición española podría llegar a principios de octubre, a tiempo para la
próxima reunión de ministros de la zona euro el 8 de octubre.

Esto sería después de la presentación del presupuesto
español para 2013 y las necesidades de recapitalización de su sistema bancario,
ambos previstos para el 28 de septiembre.

¿Crees que España deba pedir un rescate financiero?

Para saber más:

.Merkel y Rajoy descartan plan de rescate para España

.Desempleo en España repunta tras cuatro meses de descenso

.El BCE se prepara para ofrecer un rescate a España