Historias

Comida o energía, ¿qué es más urgente?

Utilizar los cultivos para fabricar combustible eleva los precios de los alimentos, aunque las empresas compran futuros para no subir los precios.

10-09-2012, 5:48:52 PM

“De 2007 a 2009, la crisis de los precios de los alimentos seguida de la crisis financiera  y la recesión económica mundial acarreó un incremento sin precedentes del número de
personas que padecen hambre y
subnutrición en el mundo, el cual superó la cifra récord de mil millones”,
señala el informe de la Organización
para la Agricultura y la Alimentación
(FAO por sus siglas en inglés),
‘Alimentación y agricultura mundiales, a examen’.

A partir de 2006 los precios de los alimentos han experimentado alzas históricas debido a diferentes
factores, como la utilización de cultivos para el desarrollo de
biocombustibles, el incremento de la demanda
en China y la India, la caída de la producción, fenómenos naturales devastadores, como sequías e
inundaciones y medidas proteccionistas a la exportación por parte de países
productores, que, temerosos de quedarse sin alimento, decidían restringir su comercio, lo que provocó un alza
histórica en los precios de las materias
primas
en 2007 y 2008, pero también a comienzos de 2011 y 2012.

En México se
desataron protestas contra el aumento del precio de la tortilla en 2006 y, según la Encuesta Nacional de Ingreso y
Gasto por Hogar, mientras que una familia mexicana
gastaba 272 pesos al mes en .tortillas, a un precio de 8.5 pesos por kilo, cuatro años más tarde, con los precios por encima de los 12 pesos por kilo, ese
gasto se había incrementado hasta los 450 pesos al mes.

“Los alimentos procesados se fabrican en México, pero
importamos sobre todo maíz, que es la materia prima de muchos alimentos de nuestra dieta, además de que también lo usamos para alimentar al ganado. Aunque México es uno de los
principales productores de maíz, consume más de lo que produce”, explica Paola Sotelo,
analista del sector consumo de Monex.

2012-2013

Según Sotelo, los precios se estabilizarán a principios
de 2013, aunque lo que resta del año en curso el alza puede continuar.

2012  ha sido un
año malo para las cosechas de maíz en .México y Estados
Unidos 
(EU), que se vieron afectados por la peor sequía en más de 80 y 50 años, respectivamente, lo que provocó una
disminución del 17% de la producción de ese cereal en EU durante julio.  En
México, se invirtieron más de 16 mil millones de pesos (mdp) para revertir el
daño causado por la escasez de agua, según cifras de la SHCP.

Por su parte, las empresas
tomaron medidas para evitar el encarecimiento de productos como la tortilla o el refresco. “Las empresas se cubren con la compra de futuros”, señala Sotelo. “En México, Gruma ha comprado instrumentos que le
garantizan un precio estable de maíz para todo el año, por lo que el alza del precio no debería trasladarse al consumidor. Femsa es otra de las empresas que se
cubre con este tipo de estrategias, porque la Coca Cola utiliza fructuosa, que lleva maíz, aunque puede
ser sustituida con azúcar, lo que
también permite a la empresa no trasladar el costo al consumidor final. Cadenas
de comida rápida, como Dominos Pizza, han hecho lo mismo con el queso, no hay que olvidar que es la
economía es un círculo y que el maíz
sirve también para alimentar al ganado”, explica Sotelo.

Combustibles,
atizan el alza

Dos de los factores que pueden alterar el precio de los alimentos son el petróleo y los biocombustibles. El costo de fertilizantes y transporte, para los que se utiliza petróleo, y los mayores beneficios que se obtienen del cultivo de maíz, soya o caña para producir biocumbustibles como etanol o aceite, encarecen los alimentos, según un estudio del Banco Mundial (BM).

La investigación Applied Economics Letters, “More on the Energy-Nanoenergy Price Link, sugiere que  “los vínculos entre el petróleo crudo y los mercados agrícolas se han fortalecido considerablemente desde 2005”. Mientras que el análisis ‘Food Outlook’ elaborado por la FAO afirma que “la moderación en el uso del maíz para la producción de etanol en Estados Unidos” en el 2012, contribuirá a impedir un aumento en el precio de este cereal.

La FAO alerta de que los efectos de un alza en los precios de los alimentos
pueden arrojar a millones de personas a la pobreza, sobre todo en países donde el ingreso que se destina a comprar comida puede llegar al 75% del total.  Por ello, varios estudios internacionales
advierten del peligro de utilizar los cultivos de .alimentos para producir
combustible.  

Precios nacionales Vs. Mundiales

Los alimentos no suben o
bajan de precio de forma uniforme en todos los países, a pesar de que el precio mundial de una materia prima pueda ser calculada y promediada. A principios de año,
mientras el trigo aumentó de precio 92%
en Bielorusia, en parte debido a las condiciones climáticas adversas que
enfrentó Rusia, su precio cayó 30%
en El Salvador y 16% en Sudáfrica.

Entre finales de 2011 y principios de 2012. El precio del maíz
aumentó en 82% en Malawi, 80% en Etiopía y 71% en México, mientras que bajaba
19% en Somalia, según datos de la FAO. Sotelo atribuye estas diferencias de precio a que  “en
Asia se consume más trigo, que se utiliza para elaborar pan, mientras que a México le afecta más el precio del maíz, que es la base de la tortilla y de otros alimentos”. 

¿Cómo puede México ser más eficiente en su producción de maíz y diversificar su riesgo antes una sequía en el territorio nacional o Estados Unidos?

Para saber
más:

.ONU sugiere tomar medidas contra crisis alimentaria

.La
FAO recorta pronóstico de producción mundial de arroz en 2012

.Potencial
de crisis alimentaria crece: ONU