Estilo de Vida

Vinos mexicanos de autor que cultivan la exclusividad

Conoce la calidad que ostentan las etiquetas de la casa Adobe Guadalupe, un caso de éxito en el mercado de vinos y de baby boomers en México.

07-09-2012, 12:02:23 PM

La casa Adobe Guadalupe es un caso de éxito de
baby boomers que invirtieron el dinero de su jubilación para participar en el mercado de vinos mexicanos e impulsarlo. Donald Miller y su esposa, Tru, fundaron
este espacio en 1999, motivados por la fascinación que él sintió siempre por
varios aspectos de la cultura mexicana, en combinación con su gusto de toda la
vida, el .vino.

Adobe se encuentra en el Valle de Guadalupe,
Baja California, y produce a partir de 9 varietales que son: Cabernet
Sauvignon, Merlot, Nebbiolo, Cabernet Franc, Tempranillo, Shiraz, Chenin Blanc,
Zinfandel, Mourvedre, Cinsault,  y un
poco de Viognier y de Moscatel.

El terreno de siembra funciona bajo un esquema
de microvinificación, es decir que cada varietal comprende un área muy pequeña,
y los cuidados que se le dan son especiales y diferentes para cada uno.

Con la ayuda del enólogo, Daniel Loumbay, se
realizan los ensamblajes de las diferentes uvas para llegar a un punto de
optimización, y de esta manera lograr que cada etiqueta adquiera una
personalidad única.  Jamás se produce en base a promedios, como en los procesos masivos, y es aquí donde reside su carácter artesanal.

Casa Adobe es líder en el micro nicho de vinos
de autor
. Fabrican 7,500 cajas al año y la proyección de crecimiento de la
producción es de 9 a 10 mil de aquí a 5 años.

La penetración de mercado que tienen hasta
ahora sucede a través de su principal canal de distribución que son los
restaurantes. Pujol, Máximo Bistrot, Hasso, Biko, Sur 777 y el restaurante del
hotel 4 Seasons son los puntos donde puedes consumir estos vinos. También puedes conseguirlos en tiendas La Europea.

Redondeando este concepto tan sofisticado de
vinos mexicanos, sus nombres corresponden a cada uno de los arcángeles. Para
este 2012 la casa está haciendo el relanzamiento de Miguel 2010 y Serafiel
2010.

Estas dos etiquetas se dejaron de producir
durante el 2008 y 2009, ya que estos dos años fueron muy complicados para la
siembra debido a las condiciones climáticas de sequía que se dieron en esa
temporada. Una vid estresada por estos factores no da buenos productos, por lo
que se le dejó descansar y ahora resurgen en su añada 2010, como vinos adultos
muy elegantes.  

Miguel 2010 está conformado por Tempranillo,
Cabernet Sauvignon, Grenache y Merlot. Se añeja durante 10 meses en barricas de
roble francés, y es un vino profundo, de tonalidades rojas limpias.

En nariz se perciben frutas rojas, especias, y
notas de tabaco y chocolate. Al gusto es suave y sus taninos producen una
acidez muy agradable, sin dejar de lado una buena estructura. Su maridaje ideal
es con carnes rojas y quesos suaves.

Por su parte, Serafiel 2010 nace de 63% de
Cabernet Sauvignon y 37% de Shiraz, que  pasan
únicamente 10 meses en las barricas. Al olfato resulta muy presente el elemento
madera con un ligero toque floral y de vainilla. En boca se siente complejo con
un final extenso y una fuerte presencia de chocolate. Te recomendamos beberlo
como acompañante de pastas, pescados de sabor fuerte y quesos suaves como el de
cabra o el feta.  

La casa Adobe no ha contemplado nunca
convertirse en un éxito masivo y aumentar sus rendimientos diluyendo la concentración
aromática para poder aumentar el volumen de producción. Por el contrario la
pretensión es seguir aumentando la calidad y generar nuevas mezclas que
destaquen por su potencia.

Alto Nivel te invita ser parte de la dinámica cultural que genera la zona del Valle de Guadalupe, haciendo un recorrido por las casas vinícolas de la zona. No te arrepentirás. 

Para saber más:

.Los baby boomers se jubilan, ¿podrán ser reemplazados?

.Nuevos vinos mexicanos Hacienda La Lomita

.El secreto del vino está en los tipos de uva