Las empresas, factor para inhibir el estrés de sus empleados

Una encuesta de Regus reveló que 43% tuvo un incremento de estrés durante 2012, especialmente en las grandes empresas, que pueden contribuir a disminuirlo.

07-09-2012, 11:11:01 AM

El estrés es un mecanismo de supervivencia necesario y muy útil. Sin embargo, debido al estilo de vida de la mayoría de las personas, este mal se hipertrofia y llega a convertirse en una enfermedad que cada día más trabajadores mexicanos están experimentando y las empresas son una parte fundamental en la solución a este mal.

De acuerdo con la última investigación de Regus –empresa especializada en el espacio laboral-, un 43% de los colaboradores señalan un aumento de estrés durante este año 2012, especialmente los que trabajan para grandes empresas, que se sienten más presionados que aquellos que trabajan en Pymes (pequeñas y medianas empresas).

Los factores de estrés son múltiples, señalaron los más de 16,000 profesionistas encuestados en todo el mundo, pero para el caso de los mexicanos las constantes obras viales, los largos trayectos al trabajo, las manifestaciones, así como la constante inestabilidad en la economía global, son los elementos más estresantes en su trabajo, sus finanzas personales y los clientes.

Pero, ¿qué es el estrés? De acuerdo con la psicóloga, Lara Durand, miembro de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM), el estrés es una respuesta inmediata y natural del cuerpo ante una sensación de peligro que, al sentirse amenazado, utiliza diferentes mecanismos de defensa.

Frente a las amenazas del mundo exterior o interior, el cuerpo tiene la capacidad de reaccionar liberando adrenalina, aumentando la cantidad de glucosa en la sangre y de aquellos factores que protegen el sistema inmunológico. Estas reacciones son naturales y nos permiten enfrentar dichas amenazas.

Sin embargo, las demandas que nuestro entorno y aquellas que nosotros mismos nos imponemos provocan que este estado de alerta se sostenga por periodos de tiempo demasiado prolongados, lo cual puede ocasionar diversos trastornos como, por ejemplo, ataques de insomnio o de ansiedad, dolores musculares, trastornos en la atención y hasta depresión. De acuerdo a estudios recientes se sabe que, a nivel mundial, una de cada cuatro personas sufre de estrés y que en las grandes metrópolis este índice es superior al 50%.

La encuesta Regus lo constata. Los empleados de las Pymes presentaron menos estrés (18%) que quienes trabajan en grandes empresas (32%). Y entre las principales causas de estrés de los mexicanos se encuentran:

  • Trabajo 75 %
  • Finanzas personales 48 %
  • Clientes 44 %

Si bien es cierto que cada persona debe detectar cuáles son los factores que ocasionan el estrés y encontrar la manera de que las situaciones se salgan de control, hoy en día las empresas también las empresas pueden contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus colaboradores.

Programas como Work Life Balance y la flexibilidad, están siendo retomadas por las corporaciones para buscar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. De acuerdo con el doctor Hans Olvera, creador de la metodología Neurolegh System, el que una persona esté trabajando en un empleo que destaca sus habilidades y se sienta feliz, aumenta un 39% su productividad, lo cual se traduce en un crecimiento para la empresa.

En la encuesta de Regus, el 67% de los encuestados señala que el trabajo flexible es una prestación que puede reducir su estrés, 54%, más de la mitad consideró que este tipo de empleo es más amigable con las familias e, incluso, es más barato que operar en una ubicación fíja (45%). Para el 78%, la naturaleza de este tipo de empleos mejora la productividad y es rentable.

Y es que la tendencia de las empresas está dando un giro importante. La importancia de los recursos humanos es cada día más evidente y rentable. Por ejemplo, reducir el estrés implica que los empleados tengan menos enfermedades graves como ataques cardiacos, incremento en los niveles de colesterol, desequilibrios en el sistema inmunológico y hormonal, principales enfermedades causadas por este mal.

También motivar a los colaboradores a tratar de llevar una vida sana mediante la alimentación, programas para dejar de fumar y para hacer ejercicio, son un valor agregado importante para los negocios.

Aprender a relajarse y a descansar incrementa los niveles de serotonina en nuestro cerebro, ayuda a nuestro sistema inmunológico y nos permite apreciar las cosas con cierto grado de objetividad, lo cual nos permite, a su vez, ser mucho más fuertes ante la presión externa e interna y analizar nuestra vida emocional con más parcialidad, afirma la psicoterapeuta.

“Sin lugar a dudas, los trabajadores estresados no están felices ni tampoco sanos, por lo que las empresas que quieran ayudar a su personal a tener vidas más gratificantes no pueden dejar de analizar los niveles de estrés dentro de su organización. Sin embargo, la fuerte presión del estrés no recae únicamente sobre los trabajadores, sino también sobre los negocios, ya que éstos últimos observan que su personal no se desempeña de la manera necesaria, se ausenta más por enfermedades y es menos eficiente”, afirma Cati Cerda, Directora de Regus en México.

Con base en esta encuesta, la experta en trabajo flexible afirma que los niveles de estrés siguen aumentando en todo el mundo con trabajadores que se acercan cada vez más a un punto crítico. A corto plazo, esto significa perder valiosos trabajadores y baja productividad a medida que el personal lucha con los problemas de salud relacionados con el estrés tales como el insomnio y cansancio; no obstante, los efectos a largo plazo de esta presión siguen siendo difíciles de predecir y podrían ser desastrosos”.

¿El estrés frena tu productividad? ¿En tu empresa has implementado algún programa de relajación de empleados?

Para saber más:

Estrés, el principal responsable de tu resfriado

Cuidar tu salud mejora tus finanzas

¿Qué es el síndrome de la vida ocupada?

Los caballeros estresados las prefieren gorditas