Actualidad

Japón podría quedarse sin efectivo en noviembre

El ministro de finanzas del país alertó a la oposición que otra postergación de un financiamiento por 63,300 mdd sólo daría al Gobierno un espacio estrecho para maniobrar.

07-09-2012, 8:07:59 AM

El Gobierno de Japón podría quedarse sin fondos a fines de
noviembre, advirtió el ministro de Finanzas, incluso tras una prórroga en
gastos de emergencia para afrontar una obstrucción de la oposición a la ley de
financiamiento, lo que elevaría el tono de la disputa sobre una fecha para
elecciones generales.

El ministro Jun Azumi alertó a la oposición respecto a que
nuevas demoras pondrían en peligro la recuperación de la economía tras el
terremoto del año pasado y dijo que otra postergación en la aprobación de la
ley por 5 billones de yenes (63,300 millones de dólares) sólo daría al Gobierno
un espacio estrecho para maniobrar.

Aunque se espera ampliamente que los partidos políticos de
Japón alcancen alguna suerte de acuerdo para evitar que Tokio se quede sin
efectivo, el estancamiento ha obligado a recortar gastos administrativos y
pagos a gobiernos locales previstos para el periodo septiembre-noviembre.

La Cámara alta controlada por la oposición no ha dado
señales de cambiar de postura respecto al proyecto ligado al déficit –
requerido para conformar el 40 por ciento del presupuesto oficial anual de 90,3
billones de yenes – antes de que termine el actual periodo el sábado.

La oposición ha incrementado la presión para que se realicen
elecciones anticipadas a cambio de dar luz verde a la ley de financiamiento,
aunque el primer ministro Yoshihiko Noda ha sido vago sobre el tema y
simplemente reiteró su promesa de convocar a comicios “pronto”.

Varios inversores y legisladores han dicho que el escenario
más probable sería la aprobación de la ley en octubre, cuando se debería
realizar una sesión extraordinaria del Parlamento, y que Noda podría establecer
a cambio la fecha para las elecciones.

El año pasado se resolvió un estancamiento similar cuando el
entonces primer ministro Naoto Kan dimitió en agosto luego de meses de dilaciones
sobre su vaga promesa de renunciar.

Sin embargo, ha surgido el espectro de un “abismo
fiscal” japonés con recortes de gastos económicamente perjudiciales, lo
que incrementó las preocupaciones de los inversores sobre una demora prolongada
en la aprobación de la ley de financiamiento, aunque los mercados hasta ahora
apenas han reaccionado a la disputa.

¿Consideras que Japón sigue resintiendo los efectos del
tsunami y la crisis en Fukushima?

Para saber más:

.Débiles exportaciones de Japón afectan futuros de acciones
EU

.Sharp recortará 2 mil empleos en Japón

.Samurái: Tesoros de Japón, una recomendación de alto nivel