Actualidad

El BCE busca frenar la crisis: hará compras ilimitadas de bonos

Mario Draghi consiguió el apoyo para este plan que podría ayudar a Italia y España e impedir que se profundice la problemática de la zona euro.

06-09-2012, 11:06:59 AM

El Banco Central Europeo (BCE) acordó lanzar un nuevo
programa de compras de bonos, potencialmente ilimitado, para rebajar los costos
financieros de los países de la zona euro en dificultades y poner un piso a la
crisis de la deuda, dijo el jueves el presidente del organismo, Mario Draghi.

Buscando cumplir su promesa de julio, de que haría todo lo
necesario para preservar el euro, Draghi dijo que el nuevo plan, destinado al
mercado secundario, respondería a las distorsiones de los mercados de bonos y a
los temores “infundados” de los inversionistas  acerca de la supervivencia del euro.

El esquema, al que, según se sabe, se ha opuesto el banco
central alemán, se centrará en los bonos que vencen en un plazo de hasta tres
años, y se encuentra estrictamente dentro del mandato del BCE, dijo Draghi.
Sólo un miembro del Consejo de Gobierno del BCE había expresado su disenso,
dijo.

“Bajo las condiciones apropiadas, tendremos un soporte
efectivo completo para evitar escenarios potencialmente destructivos”,
dijo Draghi en conferencia de prensa después del encuentro mensual del
organismo monetario.

“No se fijaron límites cuantitativos ex-ante para el
tamaño de las transacciones monetarias directas”, dijo, usando el término
formal para los programas de compras de bonos del BCE.

Los inversionistas estaban ansiosos, esperando para saber
con cuánta decisión actuaría el BCE para ayudar a bajar el costo del crédito de
España e Italia, luego de que el desacuerdo entre los funcionarios sobre el
plan saliera a la luz pública la semana pasada.

El Fondo Monetario Internacional recibió con beneplácito la
decisión sobre el lanzamiento del nuevo programa de compra de bonos y dijo
estar preparado para cooperar tanto como pueda.

“Respaldamos enérgicamente el nuevo marco del BCE (…)
para la intervención en mercados de bonos soberanos de países que acepten el
apoyo del FEEF y del MEDE para sus programas de ajuste macroeconómico y a
adherir a los esfuerzos asociados de reforma fiscal y estructural”,
declaró en un comunicado la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

“El FMI está listo para cooperar dentro de nuestros
marcos”, agregó.

Como mínimo, la declaración de Draghi cumplió las
expectativas, dijeron los analistas. El programa de compras de bonos fue el eje
de la atención el jueves, pero aparte el BCE anunció que mantuvo sin cambios
sus tasas de interés en el 0.75 por ciento.

“Los detalles (…) divulgados hoy se suman a la
credibilidad de la red de seguridad que está tomando forma en la zona euro y
debería respaldar la demanda por activos de la zona euro”, sostuvo Andrew
Cox, estratega de CitiFX en Nueva York.

La presión sobre Draghi se intensificó tras un reporte de un
diario alemán de la semana pasada que decía que el jefe del Bundesbank, Jens
Weidmann, había considerado dimitir por su oposición a las compras de bonos,
aunque varias fuentes dicen que él no hizo tal amenaza y que cree en seguir en
el puesto para defender su punto de vista.

Reunión entre Rajoy y Merkel

Draghi pareció haber tenido éxito para lograr un apoyo
importante en el consejo gobernante del BCE para un plan que podría ser
tolerado por Weidmann, pese a su aparente voto negativo.

El responsable del Bundesbank había expresado su
preocupación de que la intervención en el mercado de bonos rompería el tabú del
BCE de financiar directamente a los Estados miembros de la zona euro.

Otros funcionarios del BCE ven una mayor urgencia en ayudar
a España e Italia e impedir que se profundice la crisis de la zona euro.

Draghi dijo que el BCE sólo ayudará a las naciones que
firmen y cumplan estrictas condiciones de política, con el fondo de rescate de
la zona euro también comprando sus títulos, y preferentemente con la
participación del Fondo Monetario Internacional y su vigilancia de las
condiciones.

La renovada intervención del BCE en los mercados de bonos de
la zona euro es crucial para que los gobiernos ganen tiempo a fin de presentar
una respuesta más duradera a la crisis de deuda del bloque que comenzó a inicios
del 2010.

Los rendimientos de los bonos de los gobiernos de España e
Italia han bajado significativamente desde que Draghi dijo el 2 de agosto que
el BCE compraría bonos emitidos por Madrid y Roma. Volvieron a descender una
vez que Draghi detalló su plan de intervención el jueves.

Remarcando el predicamento económico de la zona euro, Draghi
dijo que el crecimiento en la región se recuperará sólo gradualmente. Nuevas
proyecciones del personal del BCE apuntan a que la economía se contraerá este
año entre 0.2 y 0.6 puntos porcentuales.

Draghi también dijo que el BCE está preparado para eximir su
estatus como acreedor senior sobre bonos que compre, lo que significa que será
tratado en forma igualitaria a la de acreedores privados en caso de cesación de
pagos.

El BCE espera que al eliminar la preocupación de inversores
privados de que sean los últimos en recibir pago en caso de una cesación de
pagos soberana, ellos no se retiren si el BCE interviene y compra bonos.

El Banco Central Europeo asumió un estatus de acreedor
preferencial en la reestructuración de la deuda griega más temprano este año,
con lo que dejó a los inversores privados sufriendo una reducción del valor de
sus tenencias de bonos soberanos griegos, mientras que sus propios papeles no
fueron tocados.

En otra potencial concesión al Bundesbank, Draghi dijo que
todas las compras de bonos serían “esterilizadas” al tomar un monto
equivalente en depósitos de bancos para evitar cualquier riesgo de inflación.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y la
canciller alemana, Angela Merkel, dijeron que no discutieron sobre condiciones
de ayuda para España, pese a las expectativas de que Rajoy buscara el respaldo
de Alemania para un rescate durante un encuentro bilateral en Madrid el jueves.

“Mucho depende de que el país pida ayuda a través del
MEDE y España no parece estar listo. Eso significa que hay mucho que aún está
en manos de los políticos”, afirmó François Savary, vicepresidente de
inversiones de Reyl en Ginebra.

“Los alemanes pueden colocar duras condiciones para un
potencial plan español que impediría que Rajoy lo acepte”, agregó.

¿Crees que se logre evitar que Italia y España entrenen crisis
de deuda?

Para saber más:

.La zona euro se dirige hacia la recesión

.BCE mantendrá sin cambios sus tasas de interés