Actualidad

Destaca Calderón pendientes y aciertos económicos de su gobierno

El Presidente saliente afirmó que a pesar de los logros, aún hay mucho por hacer contra la pobreza, no obstante, resaltó sus logros macroeconómicos.

03-09-2012, 11:05:37 AM

En su último informe de Gobierno, el presidente saliente, Felipe Calderón, hizo un recuento de lo que considera han sido los logros de su administración, sin embargo, afirmó que aún hay mucho por hacer en términos de la pobreza y el crecimiento.

Para superar la pobreza, dijo, es preciso profundizar los programas de acción social y ejercer el gasto social con transparencia. Y para crecer, la única manera de hacerlo es con las reformas estructurales que permiten crear empleo y son un instrumento de justicia social, señaló.

Asimismo, afirmó que aunque la solidez de las finanzas públicas y el manejo macroeconómico de México han sido reconocidos mundialmente, la parte más preocupante es la afectación que la crisis en Europa y el aumento internacional de los precios, que ha afectado el nivel de vida de las familias mexicanas.

No obstante, aseguró, México unido logró superar la peor crisis mundial de los últimos años. “Sin duda se pueden hacer evaluaciones críticas sobre el desempeño del Gobierno (respecto a este tema) sin embargo sería injusto no decir que unidos superamos la crisis más fuerte que se ha vivido y preservamos la solidez de las finanzas públicas y el manejo macroeconómico… La economía mexicana es fuerte, genera empleo y tiene baja inflación”.

Las medidas tomadas con oportunidad nos permitieron amortiguar los efectos de esta crisis (de 2008), afirmó. Mientras algunos países, incluso desarrollados, viven el riesgo de quiebra financiera, u otros tienen que reducir insostenibles déficits fiscales, México lleva 3 años de crecimiento continuo, una expansión de casi 16% desde mediados de 2009.

Respecto al empleo reconoció que no se generaron los que se necesitaron, pero destacó que de enero de 2007 a la fecha, se crearon más de 2 millones 240,000 empleos.

Un tema delicado sin duda, fue el de las telecomunicaciones, donde destacó que el rescate de las frecuencias fue para aprovechar la banda ancha en condiciones competitivas y proveer Internet de calidad. Además, señaló, impulsó la “migración de más de 500 estaciones de AM a FM, comenzamos la transición de radio a TV digital y eliminamos el rezago que había en el refrendo de concesiones”.

Otro tema importante fue el de las reformas estructurales. Calderón aseguró que el país requiere de una reforma hacendaria con una transferencia de recursos transparente, razón por la cual presentó la reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, con el objetivo de impulsar la rendición de cuentas.

“Me he permitido presentar al Congreso una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo, el propósito es hacer posible que millones que no tienen empleo tengan acceso al trabajo, particularmente mujeres y jóvenes, garantizar la democracia interna, el voto secreto y directo, la transparencia y la rendición de cuentas en los sindicatos de México”, señaló.

Conmovido, agradece y se despide

Antes de concluir el mensaje que duró casi dos horas, el presidente le deseó “éxito” a su sucesor Enrique Peña Nieto y pidió a los mexicanos que, por encima de cualquier diferencia, “lo apoyemos en lo esencial, porque sé muy bien que un presidente necesita la colaboración de todos para sacar a México adelante”.

Aseguró que el próximo gobierno contará con una plataforma sólida de seguridad, economía, política social y ambiental que proyectará a México hacia un futuro provisorio.

Al cierre de su discurso, y con la voz entrecortada, reconoció a su esposa e hijos y les dijo que sabía que cuando crecieran entenderían lo que su apoyo significó para el país.

Hacia los últimos párrafos de su discurso, Calderón pidió a los mexicanos apoyar al nuevo Presidente de México, Enrique Peña Nieto. “Yo sé lo esencial que es el apoyo para sacar a México adelante”.

Y, conmovido hasta las lágrimas que logró retener, Calderón dijo:

“Mas allá de mis errores y limitaciones, he puesto toda mi voluntad y todo mi entendimiento para servir a los mexicanos”, afirmó que le tiene un profundo amor a México y que si servir a la patria es el más grande honor que puede tener un mexicano, hacerlo en momentos tan cruciales como los que ha enfrentado el país en los últimos seis años, es un doble honor.

En su despedida, afirmó que terminaba su tarea pero su compromiso y que “como simple ciudadano” seguirá sirviendo a la patria hasta sus últimos días.

Enseguida comenzó a sonar “Cielito lindo”, mientras se despide de los asistentes al acto.

Este discurso marca el cierre de su mandato de seis años que concluirá definitivamente el 1 de diciembre, cuando entregue la estafeta al recién nombrado Presidente, Enrique Peña Nieto.

En este mensaje que ofreció desde Palacio Nacional con motivo de su último Informe de Gobierno, estuvieron presentes los Poderes de la Unión, representantes del sector privado, diplomático y los mandos del ejército.

Debido a las protestas que rodearon la toma de poder  de Calderón en 2006, diputados y senadores   reformaron la ley para que el poder Ejecutivo no tuviera que presentarse el 1 de septiembre de cada año en el Palacio de San Lázaro.

En 2007, el presidente depositó en la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados su primer informe de gobierno, pero no dio un mensaje alguno.  Desde entonces, Calderón  ha enviado sus informes a través del Secretario de Gobierno.

El pasado sábado 1 de septiembre, el mandatario hizo lo propio al mandar este documento a los legisladores a través del secretario Alejandro Poiré.

El diario Milenio apunta que Calderón “pasará a la historia como el primer presidente de la época posrevolucionaria que no pudo dirigir un mensaje político a la nación desde la tribuna del Congreso”.

¿Cómo calificas el sexenio de Felipe Calderón?

Para saber más:

.Calderón ofrecerá hoy mensaje por sexto año de gobierno

.México está blindado ante desaceleración de EU: Carstens

.México crecerá más que Brasil en 2012: Hacienda