Actualidad

Slim compra una parte de YPF Argentina

Tras la polémica nacionalización de la empresa española, el magnate mexicano adquirió 8.37% de la petrolera.

19-06-2012, 9:13:35 AM

La llegada del empresario mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, a YPF traerá consigo pocos cambios tanto para los inversionistas minoristas de la compañía como para la propia empresa.

La Securities and Exchange Commission (SEC) de los Estados Unidos informó el viernes que el Grupo Financiero Inbursa en conjunto con el conglomerado industrial Grupo Carso, había adquirido el 8.37% del capital social de la firma tras haber comprado en 343.9 millones de dólares (mdd) cerca de 32.9 millones de acciones (a un precio de 10.45 dólares por acción).

El Gobierno argentino mostró su simpatía por el ingreso del millonario mexicano a la petrolera y lo presentó como un ejemplo del interés de inversionistas internacionales por participar en los negocios de la firma tras el descubrimiento del tercer pozo de gas no convencional más grande del mundo.

Sin embargo, los hechos no fueron tan idílicos como lo intentó mostrar la administración de Cristina Fernández de Kirchner, que en ese momento estaba de gira por Nueva York. Una vez que salieron a la luz detalles de la operación de .Slim, se supo que el empresario había formado parte del grupo de empresarios y bancos que financiaron el ingreso del Grupo Petersen a la petrolera en 2008 y que tras la mora en el repago de estos créditos se activó una garantía por la cual se quedó con los papeles correspondientes.

El desempeño de YPF el viernes en Wall Street estuvo plagado de volatilidad e incertidumbre lo que generó movimientos bruscos, al punto de que las acciones llegaron a subir un 20% para, luego, cerrar un 6.89%, en 11.17 dólares.

Situación financiera en entredicho

El ingreso de Slim no cambia el panorama de los inversionistas minoristas. Si bien cumple con el objetivo de reforzar el aspecto institucional de la compañía, su situación financiera y operativa continúa fuertemente cuestionada.

Basta con recordar que la agencia Moody’s le rebajó la nota a YPF en pesos de “B3” a “Caa1” y a escala nacional de “Baa3.ar a Ba1.ar”, como consecuencia de la necesidad financiera de afrontar sus pasivos a corto plazo. La petrolera necesitaría cerca de 3 mil mdd en los próximos meses para poder pagar sus bonos, dinero con el que no cuenta.

Con los mercados de capitales virtualmente cerrados, esta situación podría llevar a la compañía argentina a tener que negociar una reestructuración de sus pasivos con los acreedores.

Por otra parte, la caída del 68% del ADR en Wall Street no parecería ser un incentivo suficiente para que los inversionistas se vean tentados a entrar a YPF, sobre todo porque el riesgo, tanto económico como político, se mantiene realmente elevado.

Por el momento, los fundamentos de la principal petrolera argentina no han cambiado y los analistas parecen estar esperando señales de confianza para retomar sus recomendaciones de compra sobre los activos argentinos.

¿Crees que Slim invertiría en YPF si su banco no hubiera activado la garantía tras el impago de Petersen?

Para saber más: 

.Argentina toma el control de YPF

.Repsol inicia demanda contra Argentina

.YPF ve con buenos ojos compra de acciones por parte de Slim