Actualidad

Mercados reaccionan con cautela ante el rescate de España

El mercado financiero reaccionó con temor ante el impacto de la recapitalización bancaria sobre la deuda pública y los tenedores de bonos españoles.

12-06-2012, 8:03:57 AM

La euforia del mercado financiero por un rescate europeo
para los endeudados bancos españoles se desvaneció rápidamente el lunes, cuando
los inversionistas encendieron las alarmas respecto a su impacto sobre la deuda
pública y los tenedores de bonos, con un foco sobre los próximos riesgos en la
crisis de deuda de la zona euro.

La Unión Europea y funcionarios alemanes dijeron que España
enfrenta la supervisión de acreedores internacionales, luego del acuerdo para
prestarle a Madrid hasta 100 mil millones de euros (125 mil millones de
dólares), contradiciendo al Gobierno español, que había insistido que los
fondos se recibirían sin condiciones.

Las acciones europeas subieron a un máximo de cuatro
semanas, y los inversionistas se volcaban sobre las maltratadas acciones
financieras. Sin embargo, los rendimientos de los bonos españoles e italianos
subieron fuertemente por las nuevas dudas respecto al impacto y condiciones del
acuerdo, diseñado para evitar una fuga en los bancos españoles.

Chipre, con su profunda exposición a Grecia, apuntó
fuertemente el lunes a que podría solicitar un rescate internacional antes de
fines de este mes, tanto para su banca como para el Estado. Sería el quinto
miembro de la zona euro, compuesta por 17 países, en pedir asistencia desde el
inicio de la crisis de deuda en Grecia a fines del 2009.

El máximo funcionario económico de la Comisión Europea, Olli
Rehn, dijo a Reuters en una entrevista que la acción preventiva para apoyar a
España “es crucial para calmar las turbulencias del mercado en Europa y
(asegurar) el correcto funcionamiento del sistema financiero en España”.

Los tenedores de bonos temen que el rescate pese sobre la
deuda pública de España, que crece a pasos agigantados. También temen que si el
futuro fondo de rescate permanente de la zona euro, el Mecanismo Europeo de
Estabilidad (MEDE), es utilizado para el rescate, estarán subordinados a
acreedores oficiales y enfrentan pérdidas en cualquier reestructuración.

“La UE está vendiendo esto como una ‘gran victoria’,
pero cuando ves los detalles, esto es un préstamo y aún no sabemos de dónde
vendrá el dinero. Al final del día, aumentará la ratio de deuda sobre PIB de
España sin importar lo que digan”, dijo Steen Jakobsen, jefe economista de
Saxo Bank en Copenhague.

Otras recuperaciones previas de los mercados por noticias de
rescate han resultado efímeras, perdiendo a menudo impulso en un día o dos,
cuando los inversores comienzan a anticipar por dónde vendrá el próximo rebrote
de la crisis de la zona euro.

Las elecciones generales del domingo en Grecia podrían
agriar rápidamente el ánimo de los mercados.

Si la izquierda radical -hostil a los términos del paquete
de austeridad ligado al programa de rescate del FMI y la UE- derrota a los
partidos conservadores y de centro izquierda que firmaron el acuerdo, o no hay
ningún partido con mayoría suficiente para formar gobierno tras la votación,
los mercados podrían volver a temblar.

Rajoy dijo el domingo que España se había apuntado una
victoria al lograr ayuda de los socios de la zona euro sin tener que someterse
a un programa convencional de rescate, afirmando que el acuerdo no tenía
“nada que ver” con los procedimientos impuestos a Grecia, Irlanda y
Portugal.

Sin embargo, el comisario europeo de Competencia, Joaquín
Almunia, y el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijeron que como
en los otros rescates, una “troika” integrada por el Fondo Monetario
Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo supervisaría la
ayuda financiera.

“Por supuesto que habrá condiciones”, dijo Almunia
a la radio española Cadena Ser. “Quien entrega dinero nunca lo da
gratis”, agregó.

El FMI participaría en la supervisión del programa de España
pese a no aportar fondos, y los bancos que reciban la ayuda deben presentar un
plan de reestructuración, dijo Almunia.

Schaeuble dijo en la emisora de radio Deutshlandfunk:
“El Estado español está aceptando el préstamo, España será responsable.
Habrá igualmente una troika. Lógicamente habrá una supervisión que asegure que
el programa se cumpla, pero esto se refiere sólo a la reestructuración de los
bancos”.

El ministro italiano de Industria, Corrado Passera, rechazó
la idea de que Roma pudiera necesitar ayuda externa en un momento dado.

“Italia ha hecho lo necesario para salvarse a sí misma
en los últimos meses”, dijo Passera, antiguo banquero, a periodistas en
Milán, señalando que las medidas de austeridad adoptadas hasta ahora
posicionaban a Italia “entre los países mejor colocados para lidiar con
las turbulencias financieras en las que Europa se encuentra”, dijo.

China, a quien Europa ha recurrido sin éxito en busca de
ayuda financiera, dijo el lunes que la decisión de rescatar a los bancos
españoles era correcta en el corto plazo, pero pidió a la zona euro medidas más
enérgicas para preservar la estabilidad en el largo plazo.

“Esto puede ser muy útil en controlar los riesgos de
corto plazo, pero en nombre de la estabilidad de mediano y largo plazo,
nosotros esperamos que la zona euro mejore sus consensos y tome medidas más
enérgicas”, dijo el viceministro de Finanzas chino, Zhu Guangyao, en una
rueda de prensa.

¿Cuál crees que sea el futuro de la zona euro tras el
rescate bancario español?

Para saber más:

.Bancos alemanes: España necesita un rescate

.Tras Grecia, la Unión Europea se centra en España

.España, al borde del rescate