Actualidad

España pedirá ayuda fin de semana

Fuentes de la UE y Alemania indicaron que los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarían una teleconferencia el sábado para tratar una petición española de un paquete de ayuda.

08-06-2012, 12:40:18 PM

España pedirá ayuda para recapitalizar sus bancos el fin de
semana con el objetivo de frenar las turbulencias en los mercados, una movida
que lo convertiría en el cuarto país de la región, y el de mayor tamaño, en
necesitar fondos, dijeron fuentes de la Unión Europea y de Alemania.

Cinco responsables de la Unión Europea y de Alemania
indicaron que los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarían una
teleconferencia el sábado para tratar una petición española de un paquete de
ayuda, aunque no se ha fijado ninguna suma.

Tras la conferencia, el Eurogrupo -compuesto por los
ministros de Economía de los 17 países de la eurozona- , mantendrá una
conferencia por separado para abordar la aprobación de dicha petición de ayuda,
dijeron las fuentes.

“El anuncio (de un comunicado) se espera para el sábado
por la tarde”, dijo una de las fuentes de la UE a Reuters.

En Madrid, la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya
Sáenz de Santamaría, dijo en la rueda de prensa que el Ejecutivo no había
tomado una decisión sobre eventuales peticiones de ayuda para la banca a las
autoridades internacionales.

“No hay decisiones tomadas en ningún sentido por cuanto
hay que respetar el procedimiento y conocer primero las cifras que plantean los
distintos evaluadores”, dijo Sáenz de Santamaría.

Los comentarios de Sáenz se ubican en línea con los del
presidente Mariano Rajoy, quien dijo que esperarían a ver los resultados de las
auditorías independientes a la banca antes de hablar con Europa sobre la
fórmula para recapitalizar el sistema bancario.

Las fuentes de la UE y Alemania hablaron bajo condición de
anonimato debido a lo delicado del asunto.

En Bruselas, el portavoz de asuntos económicos y monetarios
de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, dijo que no podía confirmar que hubiera
una teleconferencia de ministros de Finanzas y dijo que España no había hecho
una petición de ayuda. “No hay señales de una petición”, dijo.

En Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que no
estaba presionando a que ningún país solicitara el rescate, añadiendo que
dependía de España decidir su solicitud: “Depende de cada uno de los
países de forma individual que se dirijan a nosotros”, agregó.

“Esto no ha sucedido hasta el momento y por esto
(nosotros) no vamos a ejercer ningún tipo de presión”, agregó.

La eurozona ha recibido fuertes presiones de Estados Unidos
y otros socios internacionales para que tome medidas rápidas y decididas que
impidan que la crisis de deuda se extienda y cause un daño mayor a la economía
mundial.

Estas informaciones llegan después de que Fitch Ratings
rebajara la nota de deuda española en tres escalones a “BBB” desde
“A” el jueves, poniendo de relieve los problemas de los bancos
españoles por su exposición inmobiliaria y el contagio de la crisis de deuda
griega.

“El Gobierno de España se ha dado cuenta de la seriedad
del problema”, dijo un alto funcionario alemán.

Esta fuente añadió que era necesario alcanzar un acuerdo
antes de las elecciones griegas del 17 junio, tras las cuales Atenas podría
acabar saliendo del euro si vencen los partidos opuestos a los términos del
rescate del FMI y la UE.

Fitch dijo que el costo de recapitalizar los bancos
españoles, afectados por el estallido de la burbuja inmobiliaria y la recesión,
se situaría entre los 60. mil millones y los 100 mil millones de euros (75 mil
millones y 125 mil millones de dólares).

Se prevé que un informe del Fondo Monetario Internacional
esperado para el lunes estime las necesidades de capital de la banca española
en una cifra inferior, de 40.000 millones de euros, pero las condiciones de
mercado se han deteriorado desde que se recopilaron los datos, dijeron fuentes.

¿Rescate suave?

Las bolsas europeas y el euro cayeron el viernes en medio de
crecientes preocupaciones sobre España tras la rebaja de Fitch.

Aunque España se uniría a Grecia, Irlanda y Portugal en la
recepción de un rescate europeo, las fuentes dijeron que la ayuda se centraría
sólo en su sector bancario, sin someter al país a un humillante rescate con
duras exigencias ni sacarlo de los mercados de crédito.

Esto es fundamental para evitar un agotamiento de los fondos
de rescate de la eurozona, que se verían llevados al límite de sus
posibilidades si tienen que cubrir las necesidades de financiación de España en
los próximos tres años aparte de eventuales nuevas ayudas para Portugal e
Irlanda.

La repentina escalada de la crisis bancaria española,
agudizada con la nacionalización de Bankia, ha contribuido a elevar los costos
de financiación a Italia a niveles peligrosos.

El subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, dijo
el jueves ante el Parlamento que serían necesarios otros 8,900 millones de euros
para que CatalunyaCaixa (CX) y NovaCaixa Galicia (NCG Banco) cumplieran los
reales decretos de saneamiento inmobiliario aprobados por el Gobierno español.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro,
reconoció el martes las dificultades que tenía España para acceder a los
mercados ante la espiral alcista de la prima de los costos de la deuda. Con
todo, el Tesoro logró captar el jueves 2,100 millones de euros en bonos, aunque
a tasas más elevadas.

El objetivo de la eventual ayuda para la banca sería aliviar
la presión sobre el Estado español, capacitándolo para permitir que pueda
obtener fondos en los mercados.

Un rescate “suave” también permitiría evitar un
rescate humillante al Gobierno de Rajoy. España es la decimosegunda economía
mundial y la cuarta de la eurozona. Responsables de la UE y Alemania han
señalado al “orgullo” español como un obstáculo a la hora de pedir un
rescate convencional.

Las eventuales condiciones políticas a la ayuda no serían
excesivas, estarían relacionadas con los bancos y probablemente no se sumarían
a las medidas de austeridad y reformas económicas estructurales que el Gobierno
de Rajoy ya ha puesto en marcha, dijeron las fuentes de la UE y Alemania.

La Comisión Europea y Alemania, el mayor contribuyente de la
UE, aceptaron la semana pasada que España debería tener un año más para reducir
su déficit presupuestario por debajo del límite exigido por la UE del 3% del
producto interior bruto debido a la profunda recesión en que se encuentra.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el jueves que
Europa estaba lista para actuar con el fin de garantizar la estabilidad de la
eurozona.

“Es importante enfatizar que hemos creado los
instrumentos de apoyo en la eurozona y que Alemania está dispuesta para
utilizar estos instrumentos cuando se demuestre que es necesario”, dijo,
refiriéndose al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF, el fondo de
rescate temporal con vencimiento en junio de 2013) y el Mecanismo Europeo de
Estabilidad (MEDE, de carácter permanente).

No quedó claro de manera inmediata qué fondos se utilizarían
para la ayuda a España. Las normas del MEDE son más flexibles y no exigen un
acuerdo unánime de los Estados miembros, evitando el riesgo de obstáculos
políticos en un país pequeño. Pero el fondo permanente solo entrará en vigor a
mediados de julio, una vez esté ratificado.

¿Crees que este rescate será suficiente para evitar que
España profundice su crisis financiera?

Para saber más:

.España usará dinero europeo para rescatar a Bankia

.Bancos alemanes: España necesita un rescate

.UE ofrece dos posibles salvavidas para España