Marketing

‘Bombardeo’ publicitario, ¿qué tan efectivo es?

Expertos plantean que el retorno de inversión de esta estrategia es cada vez menos rentable, sobre todo en ‘exteriores’.

05-06-2012, 10:18:01 AM

Según los cálculos de .Philip Kotler, gurú del .marketing moderno, cada persona recibe entre tres y cuatro avisos publicitarios cada minuto, lo que equivale a unos dos millones de anuncios al año; haciendo más difícil la competencia entre las marcas.

Esa necesidad de las empresas por estar en los lugares públicos y a la vista de las personas provoca que todas las marcas busquen hacer lo mismo. El pensamiento es: mientras más avisos posea mi marca en las calles, mayor será el tiempo que se transmita nuestro mensaje. Por el contrario, si nuestra exposición es escasa, quedaremos rápidamente en el olvido.

La pregunta que cabe hacerse es si resulta efectivo bombardear con publicidad masiva los espacios urbanos ¿Debemos esperar a que el asfalto de nuestras calles, e incluso nuestras puertas y ventanas, estén repletas de avisos publicitarios?

Para Kotler la respuesta es clara: no, pues vale más una publicidad creativa y centrada en las necesidades del cliente (“el rey”). Pero, a pesar de ganarse un espacio entre los principales personajes del marketing actual y ser lectura obligatoria en las escuelas del sector, la mayoría sigue sin entenderlo. O quizás la culpa no sea de las .mentes creativas, sino de las empresas que insisten en “posicionarse” donde el cliente las pueda ver.

¿Tiene beneficios? Claro que sí. Un impacto en el lugar y momento adecuado puede ayudar en la toma de decisión por parte del cliente. Por ejemplo, la imagen de un nuevo y refrescante helado en un paseo urbano, durante la estación más calurosa del año (siempre que el producto se pueda adquirir en lugares estratégicos de ese paseo), funciona.

De todos modos, casi todas las nuevas corrientes coinciden en afirmar que la publicidad masiva tradicional es cada vez menos efectiva y que nos dirigimos hacia un futuro donde el contacto con nuestro público objetivo será cada vez más personalizado (como afirma Kotler). 

La televisión lleva la ventaja en este sentido. Los últimos análisis del medio detectan un fenomenal aumento en el “cansancio de los .televidentes”, que se desconecta ante el bombardeo de publicidad y dedica su tiempo a otros quehaceres. La consecuencia más directa es una pérdida de la efectividad de los anuncios que el año pasado cayó a valores de 1997, tras varias décadas de constante crecimiento.  

Ante tal escenario, varias cadenas han optado por reducir los minutos dedicados a comerciales, dando buenos frutos. Los expertos creen que ya es hora de aplicar algunas de estas medidas en la publicidad de las calles.

¿Te molesta la enorme cantidad de avisos publicitarios que hay en las calles? ¿Crees que sea realmente efectivo para las marcas?


Para saber más:

.Brian Wong: el veinteañero que revolucionó la publicidad

.Publicidad online crece 36% en México

.¿Cómo medir la publicidad móvil?