Actualidad

37 organizaciones dicen ‘no’ a los subsidios energéticos

El Gobierno gasta 200 mil millones de pesos cada año, según estiman, en subsidios a electricidad, gasolina y gas.

04-06-2012, 2:50:25 PM

Una coalición de 35 organizaciones de la sociedad civil suscribieron hoy el desplegado “No Más .Subsidios Injustos”, como parte de la campaña 200millones.org, para demandar a los cuatro candidatos a la Presidencia el replanteamiento del esquema actual de subsidios energéticos.

“La importancia de esta campaña radica en el triple problema que generan los subsidios a la gasolina, electricidad y gas LP sobre la sociedad mexicana. En primer lugar, agravan la situación de desigualdad ya que no benefician a las familias que más lo necesitan sino a quienes más consumen”, afirmn los promotores de la iniciativa. “En segundo lugar, dañan el medio ambiente debido a que inducen un consumo irracional y retrasan la transición hacia tecnologías más limpias. Finalmente, impiden destinar recursos a la solución de problemáticas más urgentes, como la educación o la reducción de la pobreza”, señalan.

Como parte de su campaña, el sitio 200millones.org permite adherirse a la causa firmando una carta y enviándola al candidato que el usuario seleccione vía Twitter, a su equipo de campaña vía correo electrónico o, bien, imprimirla y enviarla por correo tradicional. Además, el sitio ofrece al usuario material audiovisual sobre los efectos perniciosos del esquema de subsidios energéticos tal y como funciona hoy.

Entre 2005 y 2009, el gobierno erogó cada año, en promedio, 200.4 mil de millones de pesos (mmp) en subsidios energéticos. De estos, 126.3 mil millones (63%) se han dirigido al subsidio al precio de la electricidad, 62.1 mmp (31%) al precio de gasolinas y diesel, y alrededor de 12 mmp (6%) al subsidio del precio del gas LP. Para el año 2009 estos montos representaron 4.5 veces el presupuesto destinado a Defensa nacional, tres veces el gasto en Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, 2.3 veces el gasto en Salud, 6.1 veces el presupuesto destinado a seguridad pública, y 3 veces lo que el Gobierno Federal destinó a programas de desarrollo social.

Al mismo tiempo,”los subsidios energéticos agravan la situación de desigualdad por sus efectos regresivos. Por ejemplo, mientras que el 30% más pobre de la población recibe alrededor del 17% de este dinero público, el 30% de la población con mayores ingresos recibe el doble (34%). El subsidio a la gasolina es el que más beneficia a las familias de mayores ingresos: el 75% del subsidio beneficia al 40% más rico de la población, mientras que sólo el 12.5% del subsidio llega al 40% de la población más pobre”, afirman los promotores de la iniciativa

¿Crees que se gasta demasiado en subsidiar a los combustibles en México? 

Para saber más: 

.Blog. Cuida el agua, usa gasolina

.Qué hacer con Pemex, un dilema de caricatura