Tecnología

Google Drive Vs Sky Drive, iCloud y Dropbox

Los servicios de almacenamiento en ‘la nube’ buscan conquistar a los usuarios ofreciendo más espacio gratuito.

17-05-2012, 8:45:53 AM

“Guarda
todo. Comparte de todo”, es el lema que rezaba la publicidad de Google ante el
inminente  lanzamiento de su servicio de Clouding Storage. Con una oferta
de 5 GB de almacenamiento, Google Drive generó expectación en un mercado que se
caracterizaba por la falta de competencia, todos los actores parecían estar
cómodos con ofertas que diferían en volumen de almacenamiento.

En
términos de capacidad, su competidor Dropbox ofrece 2 GB y suma espacio por
cada nuevo usuario con el que se comparte información. Por su parte, SkyDrive
de Microsoft se encuentra en el otro extremo, otorgando 7 GB de libre
circulación para sus clientes. En  esta área, el rival más directo de
Google vuelve a ser .Apple que con su iCloud, que también concede 5 GB a quienes
disponen de sus dispositivos.

Sin
embargo, la jugada que preparaba el buscador sorprendió al público en general
pero no a los expertos. Ellos preveían que el servicio Google Docs mutaría para
transformarse en Drive, y así fue.

Los
primeros cambios que se vieron en el servicio incluyeron la modificación de la
categoría de colecciones a carpetas de archivos, mientras que Google Docs Sin
Conexión se reemplazó por la Sincronización de Google Drive que requiere la
descarga e instalación de una aplicación en el PC. De esta forma, cada vez que
se conecte a internet, la aplicación actualiza los datos
 instantáneamente.

Poco a
poco, se fueron develando nuevas cualidades del servicio. Con aplicaciones
desarrolladas por terceros, se pueden visualizar y editar otros formatos de
archivo, mismas cualidades que ofrecía Google Docs, que hoy pasa a segundo
plano y se convierte en una herramienta de Google Drive para la edición de
documentos.

La
sincronización de archivos puede ser utilizada con tres principales propósitos.
El primero de ellos, para realizar un back-up automático del PC en Google
Drive. Así, si un archivo se pierde desde la computadora personal, se podrá
recuperar desde la copia en la red. Por otra parte, facilita la .edición de
archivos en la nube
desde el PC, sin la necesidad de volver a descargarlos
modificarlos y volver a subirlos a Internet. Pero sin lugar a dudas, una de las
cualidades más llamativas es que posibilita la recuperación de versiones
anteriores de los documentos editados. A no ser que se indique lo contrario,
Google Drive no escribe sobre el nuevo documento, sino que mantiene un
historial de anteriores modificaciones al archivo realizadas en fechas pasadas.

Privacidad
y polémica

Los medios
de comunicación y los expertos en tecnología, han hecho una crítica clara ante
las nuevas políticas y términos de uso que exige Google Drive para su
funcionamiento. La objeción más relevante, hace referencia a la licencia y
autorización para utilizar todos los archivos que se disponen en su servicio.
Aunque la empresa se ha defendido asegurando que no existe mala intención en
sus condiciones.

¿Google es
dueño de mis datos?, es la gran pregunta que se cierne en esta polémica. La
desconfianza generada en el mundo tecnológico fue en medida, calmada tras la
revisión exhaustiva de las condiciones de uso.

“Algunos
de nuestros Servicios te permiten enviar contenidos. Tú eres el dueño de
cualquier derecho de propiedad intelectual que tengas sobre ese contenido. En
resumen, lo que es tuyo permanece siendo tuyo”.

Sin
embargo, el mismo documento señala que Google tendrá permitido reproducir,
modificar y generar nuevos contenidos, a partir de los archivos almacenado en
su disco virtual.

“Cuando
subes o envías contenido a nuestros servicios, le das a Google (y a quienes
trabajan con nosotros) una licencia mundial para almacenar, reproducir,
modificar, crear contenido derivado (como traducciones, adaptaciones y otros
cambios para hacer que el contenido funcione mejor con nuestro servicio),
comunicar, publicar, mostrar públicamente y distribuir tal contenido (…) Esta
licencia continúa aún si dejas de usar nuestros servicios”.

La
contradicción es notoria. La comparación con la competencia de Google,
inevitable. En este sentido, tanto Dropbox como SkyDrive son, actualmente, más
cautos en sus políticas. En el caso del servicio de .Microsoft, se señala que
los derechos sobre los archivos en sus servicios “sólo en la extensión
necesaria para proveer el servicio” y con esta declaración se escuda ante
posibles reclamaciones por los derechos sobre los contenidos.

El
problema de Google es contar con políticas de uso unificadas para toda su gama
de servicios online. De esta forma, puede crear perfiles más detallados de sus
usuarios, para realizar publicidad enfocada, resultados de búsquedas acorde a
los tópicos y preferencias de sus usuarios. A su vez, estos términos pueden
resultar poco precisos de manera particular, para alguno de sus servicios.

Durante
2011, Dropbox también fue blanco de las críticas por el mismo motivo. El
popular servicio tuvo que modificar sus políticas para recalcar el concepto de
“derechos limitados” sobre los archivos para asegurar un buen funcionamiento.

Google ha
hecho frente a las críticas y aunque no ha modificado sus términos, y sólo se
ha dedicado a reforzar la consigna “lo que es tuyo permanece siendo tuyo.”

¿Confías en el almacenamiento en la nube?

Para saber más:

.Google Drive, la entrada del buscador al Cloud Storage

.La ‘nube’ y el celular transforman la salud

.Impacto del cloud computing en el empleo