Marketing

Risky Business y lentes Ray Ban

La emblemática escena en la que el personaje de Cruise baila en calzoncillos logró que se vendieran 360 mil pares de lentes en un solo año.

27-03-2012, 10:59:50 AM

Esta comedia de 1983 lanzó la carrera de Tom Cruise a la estratósfera y salvó las
gafas de sol Wayfarer de la marca Ray-Ban de la muerte.

La emblemática escena
en la que el personaje de Cruise baila en calzoncillos logró que se vendieran
360 mil pares de lentes solo en ese año.

A penas dos años
antes, la marca solo había vendido 18 mil pares de lentes y estaban a punto de
descontinuar los Wayfarer.

En esta película
también se hacía alusión al Porsche cuando el protagonista  escapa de una persecución en este
vehículo  y dice “Porsche: There is no
substitute”.