Actualidad

Oracle no cumple las expectativas

La empresa no alcanzó sus objetivos de crecimiento por primera vez en una década por la caída del negocio de sistemas de hardware.

23-03-2012, 8:39:38 AM

 

El deteriorado desempeño del negocio de hardware de Oracle (Nasdaq: ORCL) y las incertidumbres de su negocio en la nube, junto con una mayor competencia, están provocando ansiedad en el mercado, según información de prensa.

Tras un crecimiento estable del negocio de hardware, en el cuarto trimestre del año fiscal 2011 (cerrado el 31 de mayo), los ingresos por sistemas de hardware empezaron a bajar con resultados planos. Desde entonces, los ingresos de este sector no han logrado recuperarse con constantes descensos.

Además, en el segundo trimestre del año fiscal 2012, Oracle no logró cumplir sus estimaciones de ganancias por primera vez en una década, lo que la empresa atribuyó a la incertidumbre de la economía global. Aunque en el tercer trimestre fiscal, la empresa presentó resultados mejores a los esperados, el negocio de hardware una vez más anotó una baja en los ingresos, lo que no apaciguó los temores. Según observadores de mercado, el pobre desempeño de Oracle es el resultado, entre otras cosas, de la adquisición de Sun Microsystems en 7 mil 400 millones de dólares (mdd), concluida en enero del 2010.

El negocio de hardware no está cumpliendo las expectativas, Oracle también viene enfrentando una mayor competencia de su rival SAP (NYSE: SAP) junto a la pérdidad de HP (NYSE: HPQ) como socio estratégico de TI. La estrategia en la nube de Oracle también debiera aclararse en las próximas semanas para calmar al mercado. Hasta ahora, se ha basado en adquisiciones -como RightNow y Taleo- fórmula que ya ha tenido buenos resultados para la empresa en aplicaciones corporativas en instalaciones.Pero se cree que la llegada tardía de la estrategia cloud de Oracle podría ser un factor que le está jugando en contra.

Los problemas de Oracle también se reflejan en los precios de sus acciones, que estaban mostrando una tendencia a la baja antes de la publicación de los resultados del tercer trimestre el 20 de marzo a entre 29,46 dólares y 29,85 dólares. Y tras subir a más de 30,88 dólares al día siguiente, las acciones empezaron a bajar otra vez para cerrar en US$29,20.