La era de los pagos móviles

La banca, los prestadores de servicios de telecomunicaciones y las grandes cadenas minoristas deben implicarse para conseguir armar una plataforma de pago segura.

20-03-2012, 9:34:33 AM

La forma en que las instituciones financieras y operadores de redes móviles seleccionen para entrar al área de pagos móviles dependerá en parte de las regulaciones que rijan las billeteras móviles, el perfil de su población y su mercado objetivo. Otra característica a considerar es la condición de las redes existentes de terceros y si resultarán un camino lógico para registrar usuarios de billeteras móviles, particularmente la población desbancarizada. (Los usuarios bancarizados podrían optar por registrarse mediante un agente tercero, pero es más probable que sean dirigidos a portales en línea).

Los agentes que se especializan en recarga de tiempo aire podrían tener la ubicuidad deseada, pero podrían no estar en posición para manejar los requerimientos de KYC asociados al registro de la billetera móvil. Además, algunos agentes podrían no contar con liquidez suficiente para respaldar los requerimientos para retirar efectivo y otros podrían no tener los controles que se requieren para manejar transacciones de depósito de efectivo.

Al igual que en Brasil, donde las grandes instituciones financieras (Banco do Brasil, Bradesco y Caixa Econômica Federal) tienen un largo historial de trabajo con agentes terceros, los países en que los agentes ya entregan algún tipo de servicio financiero y cuyo negocio principal no es la recarga de tiempo de aire tendrán una infraestructura lista para facilitar el lanzamiento de pagos móviles.

El sector minorista

Un potencial participante en el ecosistema de pagos móviles para Latinoamérica es el sector minorista, que incluye a grandes cadenas nacionales (Elektra, Sanborn’s en México), supermercados y empresas extranjeras con nombres reconocidos (Carrefour, Walmart). Frecuentadas tanto por la población de mayores como menores ingresos -aunque en distintos grados y distintos productos- las grandes tiendas tienen la infraestructura necesaria para registrar a los usuarios y verificar identidades, además de los productos que los clientes de billeteras móviles querrán comprar.

Además, las grandes tiendas no enfrentan problemas de liquidez (muchas ya ofrecen alguna forma de servicios financieros). Y aunque en los mercados más desarrollados los pagos móviles de tiendas minoristas se están lanzando con terminales de puntos de venta y aparatos móviles equipados con capacidades NFC (Near Field Communication), en Latinoamérica los canales más básicos como SMS pueden adaptarse para habilitar compras con teléfonos básicos de mayor uso.

Otra ventaja de incluir las cadenas minoristas en el ecosistema de pagos móviles será la capacidad para incorporar puntos y descuentos para generar lealtad y, por lo tanto, un mayor uso de la billetera móvil. Además, las redes de los comercios que participen en el ecosistema de pagos móviles también pueden ampliar las opciones de compra para usuarios de billeteras móviles. (No sorprende que para lanzar su solución de pagos móviles en la región, Telefónica haya escogido asociarse con MasterCard).

Varias formas para lograrlo

En Latinoamérica, los pagos móviles se pueden desplegar de muchas maneras, pero los modelos de África y Asia no sirven necesariamente de ejemplo. Los ecosistemas evolucionarán para reunir a una variedad de participantes. Los requerimientos regulatorios necesitarán que el sector financiero, que está despertando al potencial de mercado del área desbancarizada de la región, asuma un papel de liderazgo.

Los grandes OMV -América Móvil, Telefónica, Digicel, Millicom, Oi de Brasil y Vivo, entre otros- tienen grandes carteras de suscriptores y en muchos países son vistos de forma más favorable que el sector bancario.

Las grandes cadenas minoristas pueden administrar los registros de billeteras móviles, los requerimientos para retiro y depósito de efectivo y pueden entregar los artículos necesarios y discrecionales que los compradores móviles quieren. Las redes de los agentes correctos pueden ampliar su alcance a más comunidades rurales y las redes de comercio pueden ampliar los ecosistemas de pago móvil a establecimientos minoristas más allá de las cadenas más conocidas. 

Mary Gramaglia, directora de ventas y comercio móvil, Sybase365, para BNamericas. BNamericas no se hace responsable del contenido del artículo.