Actualidad

Conitnúa la disputa por el acuerdo automotriz México-Brasil

Empresarios y diplomáticos de ambos países se reúnen hoy en el D.F. para intentar fijar los límites del comercio binacional.

15-03-2012, 12:17:50 PM

Brasil y México se encuentran muy cerca de alcanzar un acuerdo este jueves para salvar un pacto automotor suscrito hace una década y que estuvo a punto de romperse por profundas discrepancias entre las dos mayores economías de América Latina.

Está previsto que representantes comerciales y diplomáticos de ambas naciones pongan punto final en Ciudad de México a las negociaciones, con las que Brasil busca poner un límite a la entrada de autos mexicanos a su mercado.

México, por su parte, no quiere perder acceso al valioso consumidor brasileño, que le ha ayudado en gran medida a disparar sus exportaciones hacia América Latina, ante menores ventas en Estados Unidos, su principal mercado.

“Vamos a cerrar un acuerdo que será bueno para Brasil y México”, dijo a periodistas el ministro de Comercio brasileño, Fernando Pimentel, al regresar a su país después de una ronda de conversaciones el miércoles en Ciudad de México.

Brasil busca reducir drásticamente la entrada de autos mexicanos, luego de que el año pasado aumentó cerca de un 70%. México presentó el miércoles una propuesta para solucionar algunos de los puntos de conflicto y dijo que esperaba la respuesta de Brasil.

Ambos países, socios en el acuerdo comercial ACE-55 suscrito en el 2002, han acordado el tema de las cuotas, dijo a Reuters una fuente enterada de las negociaciones, que pidió anonimato.

“Se está muy cerca de alcanzar un acuerdo (…) Ya se acordó el tema de cuotas”, comentó.

Uno de los puntos a afinar, dijo, es el referido al porcentaje de piezas regionales en los autos que importa Brasil desde México. El gigante sudamericano quiere que suba desde el 30% actual a un 35% en un año para ir ascendiendo hasta 45% en cuatro años.

De acuerdo con reportes de la prensa brasileña, México estaría dispuesto a limitar sus exportaciones de autos libres de aranceles a Brasil a un promedio móvil de las ventas en los últimos tres años.

Brasil también quiere imponer un arancel del 30% a las importaciones de autos que haga de México, según los reportes.

La industria automotriz mexicana dijo el martes que las cuotas a las exportaciones mexicanas deben ser temporales

y que la renegociación de las condiciones no arreglan los problemas de competitividad en Brasil.

La disputa entre las dos más grandes economías de Latinoamérica está poniendo en riesgo más de 4 mil millones de dólares anuales, alrededor del 45 por ciento del comercio bilateral en el 2011 y dejando en el limbo conversaciones para un futuro acuerdo bilateral de libre comercio más amplio.

Reuters.