Ser coherente con lo que se dice y se hace

Una vez, Martin Luther King cruzó seis millones de millas para dar más de 2,500 discursos a través de la Unión Americana.  Toda tu visión, inspiración y herramientas no sirven si no eres capaz de dar lo mismo que les pides a tus subalternos. Las grandes ideas, grandes innovaciones, grandes campañas y grandes sacrificios dependen […]

12-03-2012, 12:25:27 PM

Una vez, Martin Luther King cruzó seis millones de millas
para dar más de 2,500 discursos a través de la Unión Americana.  Toda tu visión, inspiración y herramientas no sirven
si no eres capaz de dar lo mismo que les pides a tus subalternos.

Las grandes ideas, grandes innovaciones, grandes campañas y
grandes sacrificios dependen de una gran ejecución.  Cuando un líder es capaz de “ensuciarse las
manos” con el trabajo duro que le pide al resto de su equipo, reafirma su posición
de poder y servicio.  Esto es el mejor
generador de respeto del mundo.