Cómo resolver cuatro problemáticas laborales

Ya sea que quieras ascender de puesto o trabajar desde casa, hay situaciones laborales que requieren una planificación minuciosa.

05-03-2012, 1:55:39 PM

La vida laboral planeta situaciones difíciles todos los
días, desde compañeros que no te dejan hacer tú trabajo, jefes difíciles  o proyectos de último minuto. Sin embargo hay
situaciones que a decir de la experta Lindsay Olson todos enfrentamos en algún
momento u otro de la carrera profesional y que tienen soluciones sencillas.

Para la fundadora de la agencia de Relaciones Públicas
Paradigm, estas situaciones tienen características comunes pero carecen de una solución
automática. No obstante, hay algunas ideas para manejar estas problemáticas que
pueden poner en riesgo tu trabajo y tu carrera profesional.

Quiero el trabajo de mi jefe

Trata de hacer una red de contactos en todos los niveles de
la compañía mucho antes de enterarte un día que tu .jefe quiere dejar su puesto.  Tener una buena red de networking es muy
importante para lograr recomendaciones y conocer a personas en puestos
superiores puede ayudarte a participar en proyectos interesantes que te den
mayor visibilidad en la empresa.

Muchas veces puedes llegar a sentir que puedes realizar el trabajo de tu jefe sin ningún problema,
pero quizá tu visión sea limitada y no contemple todas las responsabilidades o retos a los que se ella o él se enfrentan. 

Estudia a tu jefe y los retos que su posición implica para
descubrir cuáles son las habilidades que verdaderamente tiene mediante una observación objetiva. Trata de
añadir estas habilidades a tu curriculum para cumplir con el perfil.

Incluso puedes hablar con tu .supervisor para que te
dé ideas, pero recuerda siempre hacerlo con respeto y demostrando que no
quieres quitarle el trabajo, sino parecerte más a él.

Estoy embarazada y temo que me despidan

Si te acabas de enterar de que estas esperando debes saber
que por ley no te pueden despedir, pero es natural sentirse nerviosa ante las
reacciones de los compañeros y supervisores.

Lindsay Olson recomienda esperar hasta finales del primer
trimestre de gestación  para decirle a tu
.jefe. Esto te permitirá estudiar la política de la empresa sobre el tema y
hacer planes sobre tu futuro  respecto a
permisos de maternidad y prestaciones.

Después, siéntate a platicar con tu empleador sobre los
planes para los próximos meses pero desde el primer momento recalca que habrá
un momento de tu embarazo en el que tendrás que laborar con un horario
modificado para que así juntos puedan llegar a una solución.  Por ejemplo, puedes sugerir trabajar tiempo
parcial o  hacer home office.

Mi jefe me hace caras

Cada vez que te paras a imprimir un documento, tu jefe te
hace un gesto. No es precisamente una mueca burlona o de acoso sexual, pero es
incómoda.  ¿Cómo detener esta conducta si
tensionar el ambiente laboral?

Olson recomienda mantener un registro de cuando esto
sucede ya que esto es importante si
decides entablar una queja formal.  Habla
con el departamento de Recursos Humanos sobre el tema, no sin antes comentárselo
de frente a tu jefe.

Conoce tus derechos y obligaciones dentro de la compañía y
hazle saber a tu jefe que ese tipo de gestos no son bienvenidos y que sabes
defenderte ante el departamento que corresponda.

Quiero trabajar desde mi casa

Pese a que la tendencia del Home Office va en aumento, en países
como México aún hay empresas que consideran que laborar desde casa es igual a descansar.

Puedes hacer un listado de los beneficios de trabajar desde
casa como ahorrar dinero a la compañía, ser más productivo, sin las
distracciones de la oficina, tener menos ausencias por enfermedad, etcétera.

Incluso hay empresas como Regus que ofrecen espacios de teletrabajo
con oficinas satelitales para aprovechar las labores fuera de la oficina.

Ofrece un sistema para evaluar resultados e ir trabajando de
forma remota paulatinamente para evaluar el éxito de este esquema. 

¿Te ha ocurrido alguna de estas situaciones? ¿Cómo has reaccionado?