Actualidad

Monedas latinoamericanas continuarán apreciándose

Las divisas regionales fortalecen su valor, a medida que se normalizan las inversiones en activos de riesgo.

05-03-2012, 8:42:30 AM

Las .monedas de América Latina conservarían un sesgo alcista
esta semana, alentadas por la amplia liquidez global y los mayores precios de
las materias primas, aunque datos de algunos países de la zona euro y recientes
medidas en Brasil quitarían fuerza al avance.

En opinión de analistas, los capitales continuarán
aterrizando en la región en busca de mejores rentabilidades, a medida que se
normaliza el apetito por los activos de riesgo, después de que el Banco Central
Europeo tranquilizara a los mercados la semana pasada con una segunda inyección
de dinero a los bancos, esta vez por 530,000 millones de euros.

“En Europa, los riesgos de contagio se están
disipando”, dijo Barclays Capital en una nota.

“El anuncio (de la segunda inyección de liquidez) en la
zona euro se suma a la superabundancia de liquidez proporcionada por los
mercados desarrollados y aumenta los efectos secundarios en las economías
emergentes”, explicó.

A esta situación se sumaría la divulgación de datos de la
economía estadounidense en el transcurso de la semana, donde el más esperado es
la cifra oficial de empleo de febrero prevista para el viernes, clave para
determinar si el país está en una senda de recuperación sostenible.

“Si el dato de nóminas sale muy bueno, los mercados
bursátiles se van a valorizar y el dólar a depreciar, y eso ayudaría a las
monedas latinoamericanas”, opinó Marisol Torres, analista de Helm Group en
Bogotá.

Adicionalmente, dada su condición de exportadores de
materias primas, los países de América Latina seguirán sufriendo la apreciación
de sus monedas debido a los altos precios de los productos básicos como el
petróleo, el carbón y el cobre.

¿Medidas en la región?

En un informe a sus clientes el viernes, Bank of America
Merrill Lynch resaltó que Venezuela y Colombia se beneficiarán más de los
crecientes precios del petróleo, debido a que cuentan con elevados superávits
comerciales de energía.

Pero en el caso de Colombia, consideró que “esto
traería dolores de cabeza adicionales al Banco Central, ya que probablemente
esté terminando con su ciclo alcista (de tasas) y quiera evitar las entradas de
flujos que sigan fortaleciendo al peso”.

En una muestra del malestar de los países por la fortaleza
de sus monedas, que reduce los ingresos y aumenta los costos de los
exportadores, la semana pasada Brasil extendió un impuesto sobre algunas
operaciones financieras con préstamos extranjeros de plazos mayores para
desacelerar los flujos de capital que entran al país.

Además, el ministro de Hacienda de ese país, Guido Mantega,
advirtió que era posible adoptar nuevas medidas si el real, que acumula un alza
del 8 por ciento en lo que va del 2012, continúa fortaleciéndose, en busca de
defenderse de lo que denomina una “guerra cambiaria global”.

Pese a ello, pesarían más los flujos y la tranquilidad
externa.

“En Brasil, donde tenemos al Banco Central haciendo lo
mejor que puede para mantener al real por debajo de 1.72 frente al dólar, hay
posibilidad de ganancias dado que la situación en Europa está más
calmada”, dijo Katia Díaz, de la consultora 4Cast Inc, en Nueva York.

Pero algunos no descartaron que durante la semana se
presenten correcciones a la baja en algunas monedas de la región, en el caso de
que otros países decidan acompañar a Brasil con medidas similares.

Justo el viernes pasado, el subdirector gerente del Fondo
Monetario Internacional
, Min Zhu, dijo que la persistente volatilidad
financiera requiere de políticas macroprudenciales para atenuar efectos
negativos y alertó por la llegada de más flujos de capital a la región si se
sigue reduciendo la aversión al riesgo.

Actualmente en Brasil, Colombia, Perú y Argentina los bancos
centrales están comprando dólares, lo que, en el mejor de los casos, ha
disminuido el ritmo de apreciación de sus monedas pero no ha impedido el sesgo
alcista.

“La nueva medida adoptada por Brasil, más que un
impacto directo sobre el real, lo que empieza es a generar preocupaciones sobre
lo que sería la intervención de otros países de Latinoamérica”, dijo
Patricia González, economista del Banco de Bogotá.

¿Crees que las monedas latinoamericanas tienen más posibilidades de apreciarse o depreciarse como consecuencia de la volatilidad internacional?

 

Para saber más: 

.Monedas latinas operarán estables con foco en Europa