Actualidad

Argentina aprueba límite a compra de tierras por extranjeros

El Congreso de Argentina aprobó una ley que restringe al 15 por ciento la compra de tierras en ese país, por parte de inversores extranjeros.

26-12-2011, 9:24:03 AM

26 de diciembre 2011

El Congreso de Argentina aprobó una norma que restringe la
compra de tierras por parte de extranjeros, que a partir de ahora no
podrán tener más del 15 por ciento del total de extensiones rurales de
uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos.

El proyecto, que despertó controversias y cuenta con el apoyo de
algunas agrupaciones de productores agrarios, fue aprobado en el Senado
-controlado por el oficialismo- con 62 votos a favor y sólo 1 en contra,
casi una semana después de recibir el visto bueno en la Cámara de
Diputados.

“La volatilidad de los precios internacionales de alimentos ayuda
a que capitales especulativos vengan a adquirir tierras rurales en la
Argentina, porque de hecho son activos más rentables que otros. Entonces
ésa es la oportunidad también de discutir y sacar este proyecto de
ley”, dijo durante la sesión parlamentaria la senadora oficialista María
De La Rosa.

Como la norma, considerada una prioridad por la presidenta
Cristina Fernández y apoyada por muchos opositores, no prevé cambios en
la actual titularidad de las tierras, sino que sólo limita las compras
futuras, algunos analistas consideran que no afectará demasiado las
inversiones extranjeras.

La ley “va a enfriar las inversiones calientes, los fondos y los
capitales que entran y salen corriendo con cada oleada. Eso no es malo.
Esto hará más difícil y más caro para esos fondos entrar a este
mercado”, señaló a Reuters Timothy Rawe, presidente ejecutivo de Hinton
S.A., que administra campos argentinos en manos extranjeras.

La norma también restringe la propiedad de campos por parte de
extranjeros a un tope de 1.000 hectáreas e impide que personas físicas o
jurídicas foráneas sean dueñas de más del 30 por ciento del área total
permitida para la posesión extranjera.

Sin embargo, como aún no está claro el porcentaje de tierras
argentinas en manos extranjeras, el proyecto de ley contempla realizar
un censo catastral.

Algunos países de la región, como Brasil, han dictado en los
últimos tiempos normas para limitar la tenencia de tierras en manos de
extranjeros, mientras que otros analizan medidas similares.

“Estas leyes no cambian los argumentos macro para invertir en
tierras, pero pueden modificar el modo en que se hace”, explicó Rawe.

“Los inversores extranjeros tendrán que aceptar que en el futuro
no podrán simplemente comprar grandes extensiones, sino que tendrán que
trabajar con socios locales (en Argentina)”, añadió.

El Gobierno de Argentina -el mayor exportador mundial de aceite y
harina de soja, el segundo de maíz y uno de los más importantes de
trigo- interviene activamente en los mercados agropecuarios, cobrando
impuestos a las exportaciones y limitando las ventas externas de carnes y
cereales, por ejemplo.