Actualidad

Monti presenta radical paquete austeridad

El primer ministro de Italia entregará al Parlamento un paquete de austeridad de 30,000 mde en un intento por contener una crisis de deuda que amenaza con llevar al colapso a la zona euro.

05-12-2011, 9:56:58 AM
5 de diciembre de 2011

El primer ministro de Italia, Mario Monti, apoyado en una
reacción positiva de los mercados, presentará este lunes al Parlamento un
paquete de austeridad de 30,000 millones de euros en un intento por contener
una crisis de deuda que amenaza con llevar al colapso a la zona euro.

El Gabinete aprobó el domingo un cóctel de aumentos de
impuestos, reformas a las pensiones e incentivos para impulsar el crecimiento
en una reunión de tres horas, iniciando una de las semanas más cruciales desde
el lanzamiento de la zona euro hace más de una década.

El paquete, apodado “Salvar a Italia, busca recaudar más
de 10,000 mde (13.400 millones de dólares) a partir de un nuevo tributo a la
propiedad, imponer un nuevo impuesto a los bienes y artículos de lujo como
yates, aumentar el IVA, controlar la evasión tributaria y aplicar medidas para
elevar la edad de jubilación.

El diferencial entre los bonos italianos y alemanes a 10
años cayó en 30 puntos base y el índice referencial de Milán subía en cerca de
2.3% este lunes.

El primer comentario de un líder europeo también fue
positivo. El primer ministro holandés, Mark Rutte, quien se reunió con Monti en
Roma este lunes por la mañana, dijo que estaba “muy impresionado” con
el plan de austeridad.

Periodo crucial

Este lunes, la mayoría de las editoriales elogiaron a Monti
por afrontar los complicados problemas del país y por intentar distribuir la
dolorosa carga de los recortes.

“Hay momentos cuando tienes que desagradar a todos y
ciertamente este es uno de esos momentos para Italia“, señaló el diario La
Stampa.

El Corriere della Sera elogió a Monti por “participar
en los sacrificios” de los italianos al renunciar a su salario como primer
ministro.

Il Sole 24 Ore, el principal diario de negocios de Italia,
dijo que la gran pregunta recaía en cómo reaccionarían los mercados a las
medidas anunciadas el domingo por la noche.

Sin embargo, los diarios que apoyan al predecesor de Monti,
Silvio Berlusconi, ridiculizaron las medidas. “El Gobierno está llorando
mientras nos jode”, fue el titular en el periódico Libero.

Se trataba de una referencia a la ministra de Bienestar Elsa
Fornero, quien rompió a llorar cuando presentó las medidas de austeridad el
domingo por la noche al indicar que se trataba de un recorte efectivo en los
ingresos de muchos jubilados.

Las medidas fueron develadas de cara a una semana clave en
la crisis de deuda, puesto que los líderes europeos tienen previsto reunirse el
jueves y viernes en Bruselas a fin de intentar acordar un plan de rescate
amplio para el bloque.

Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, ha estado
en el centro de la crisis desde mediados de año, cuando sus crecientes costos
de endeudamiento la acercaron a los niveles que forzaron a Italia, Grecia y
Portugal
a buscar un rescate internacional.

Presentado bajo un solo decreto de emergencia, las medidas
entrarán en vigor de inmediato antes de su aprobación formal en el Parlamento,
pero Monti tendrá que lograr el respaldo de los legisladores dentro de 60 días
para que éstas se mantengan vigentes.

El ex comisario europeo, que fue elegido para reemplazar al
desacreditado Berlusconi, estaba bajo una presión creciente para presentar
medidas concretas con las que afrontar la enorme deuda pública del país, que se
sitúa en el 120% del PIB.

El comisario de Asuntos Monetarios y Económicos de la Unión
Europea, Olli Rehn, calificó el nuevo paquete de austeridad de Italia como
“ambicioso” y dijo que las medidas deben ayudar a Roma a lograr el
equilibrio presupuestario en 2013.

El reto es lograr estos objetivos a pesar de que la economía
parece dirigirse a una recesión. Los pronósticos son que podría caer entre el
0,4 y el 0,5 por ciento del PIB en 2012.

Recortes

El viceministro de Economía, Vittorio Grilli, dijo que entre
12.000 y 3.000 millones de euros de los 30.000 millones que totaliza el paquete
provendrán de recortes del gasto, mientras que el resto se obtendrá vía alzas
de impuestos.

Además del final de la indexación por inflación para muchos
jubilados, las medidas incluyen un retraso gradual de la edad de retiro tanto
para los hombres como para las mujeres a los 66 años para 2018, con incentivos
para postergarla hasta los 70.

Un nuevo impuesto a las propiedades, que según las
autoridades podría recaudar entre 10,000 y 11,000 mde,
representaría el grueso de los ingresos adicionales.

Un alza de dos puntos porcentuales en el IVA también podría
entrar en vigor en septiembre del próximo año, mientras que habría nuevos
tributos sobre bienes de lujo como yates o autos deportivos.

Dentro de la ofensiva contra la evasión fiscal, quedarán
prohibidas las transacciones en efectivo de más de 1,000 euros y también habría
medidas para abrir los sectores farmacéuticos y de transporte a más
competencia.

Monti dejó pendiente una controvertida reforma de los
contratos
para facilitar el despido de trabajadores, una medida considerada
clave para reestructurar el mercado laboral italiano pero resistida por los sindicatos.