Líneas aéreas nacionales defienden el cielo mexicano

Tras la salida de Mexicana, las empresas extranjeras han incrementado su poder en cielo mexicano. ¿Cómo deberá ser el contraataque de las aerolíneas nacionales?

19-07-2011, 10:22:18 AM

La salida de .Mexicana de Aviación ha modificado el mercado aeronáutico del país, dando mayor prioridad a las .aerolíneas extranjeras. Antes de detener los vuelos de la compañía, las nacionales contaban con una participación de 30% en vuelos internacionales. Sin embargo, para el primer trimestre del 2011, las extranjeras desplazaron a las mexicanas hasta dejarlas sólo con 15% de los traslados mundiales.

Dicho de otro modo, en los primeros cinco meses de este año, las aerolíneas mexicanas han transportado a 1.64 millones de viajeros al exterior, 45% menos que de enero a mayo de 2010, cuando Mexicana todavía operaba.

Esta caída se debe a que la aerolínea que se encuentra actualmente en concurso mercantil ofrecía seis de diez asientos hacia el exterior. Este motivo ha dado lugar a que otras compañías busquen encargarse de los lugares que Mexicana dejó.

Entre estas aerolíneas se encuentra .Delta, que aumentó su participación de mercado en viajes internacionales de 5.5% a 10%, en tanto que Continental lo hizo de 8% a 10 por ciento.

No obstante, las aerolíneas nacionales han defendido con buenos resultados el espacio mexicano. Tal es el caso de .Aeroméxico, la mayor aerolínea del país, que hace unos días reportó un incremento de 36% en su número de pasajeros durante el segundo trimestre del año. Los números de la línea aérea se colocaron en el mejor nivel de lo que va del año en junio, tras registrar 1.19 millones de pasajeros.

De acuerdo con Aeroméxico, sus pasajeros internacionales aumentaron 50%,
mientras que los viajantes del mercado doméstico crecieron 31 por ciento.

Por su parte, .Volaris anunció recientemente que recibió el visto bueno de las autoridades de México y EU para operar tres rutas que manejaba Mexicana: Ciudad de México-Los Ángeles; Ciudad de México-Las Vegas y Monterrey-Chicago. Volaris operará las rutas de “manera temporal”, mientras Compañía Mexicana de Aviación no retome sus vuelos.

¿Cuál es el límite?

Los trabajadores de la aerolínea han reaccionado alarmados por este proceso que incrementa el poder de las extranjeras, dejando a las nacionales de lado.

A juicio de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (.ASPA), la petición de una autorización extrabilateral y temporal de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) al gobierno de Estados Unidos para que Volaris opere las rutas de Mexicana, abre la posibilidad de que aerolíneas estadounidenses incrementen su presencia en México.

Incluso, ASPA habría enviado una carta de reclamo a la DGAC advirtiéndole que su petición sólo propicia “abrir innecesariamente la puerta para que los operadores extranjeros, con toda razón, reclamen la misma extrabilateralidad”.

Sobre la posibilidad de que se amplíe el otorgamiento de rutas que operaba Mexicana a otras aerolíneas, las institución aseguró que esto probablemente se dará “en cascada”; es decir, “en la medida en que se otorguen estas autorizaciones, veremos incrementar el número de operadores estadounidenses”.

Las respuestas no se han hecho esperar. Por medio de un comunicado, Volaris dijo que su intención no era quedarse con el espacio de Mexicana, sino todo lo contrario, contribuir a la estabilidad del mercado y el bienestar de los usuarios.

“Volaris reitera su respeto y solidaridad (a Mexicana de Aviación), subrayando que tienen nuestro total compromiso de que dichas rutas asignadas temporalmente, regresarán a Mexicana en cuanto retome sus operaciones”, indicó el informe de  la aerolínea.

Según Volaris, con esto los pasajeros contarán con una alternativa más de vuelo a dichos destinos y con lo cual también se facilita la competitividad en tarifas.

Las opciones de Mexicana

Luego de un largo proceso de reestructuración, la .aerolínea nacional se enfrenta a dos opciones: por un lado, un concurso mercantil que tiene pocas opciones, toda vez que los grupos interesados en su rescate no cumplen con los requisitos que demanda la autoridad. La segunda opción era utilizar recursos fiscales por parte del gobierno federal para rescatarla; sin embargo, esta alternativa ya fue desechada.

Existen algunas señales que permiten a los trabajadores de Mexicana contar todavía con esperanzas, y es que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aseguró, hace alguno días, que es posible que antes del 9 de agosto (cuando termina la primera prórroga por 90 días que contempla el concurso mercantil de Mexicana) se logre la reestructuración, a fin de que la aerolínea reinicie operaciones.

Al respecto, el administrador y conciliador de la compañía, .Gerardo Badín, se ha mostrado confiado en la posibilidad de que Mexicana retome el vuelo antes de la fecha establecida.

Por su parte, los sindicatos están haciendo todo lo posible para aplazar la quiebra de la aerolínea. Sin embargo, la pregunta se mantienen en el aire: ¿lograrán hacerlo en el plazo fijado y evitar un mayor empoderamiento de las empresas extranjeras en cielo mexicano?