Educación

Estrategias para reducir las colegiaturas universitarias

Vance Fried demostró que es posible ofrecer una educación universitaria de primera calidad, sin los altos costos que se cobran hoy en día.

12-07-2011, 9:11:18 AM

Derek Bok, ex presidente de .Harvard, dijo en una ocasión que “las .universidades tienen una característica propia de los jugadores compulsivos: nunca hay suficiente dinero para satisfacer sus deseos”.

Y es que las universidades de Estados Unidos, por ejemplo, han elevado sus tasas cinco veces más rápido que la inflación en los últimos 30 años. La deuda de los estudiantes supera a la que existe en las tarjetas de crédito. Sin embargo, con todo eso, estas instituciones académicas continúan enviando cartas de cobranza a sus alumnos y ex alumnos.

Este apetito casi insaciable resulta muy molesto para los estudiantes de clase media, cuyos padres tienen dificultades para encontrar buenos empleos y, por consiguiente, sus ingresos están estancados.

Respecto de este problema en la educación superior, ha nacido una oleada de nuevas ideas. Por ejemplo, ¿deben ser las universidades inevitablemente caras? Según Vance Fried, de la Oklahoma State University, no.

A través de un estudio muy detallado en cifras, pudo darse cuenta que es posible ofrecer una educación universitaria de primera clase, con seis mil 700 dólares al año, en lugar de los 25 mil 900 dólares cobrados por las universidades públicas de .investigación o de los 51 mil 500 dólares cobrados por sus pares privados en la actualidad.

En su estudio, Fried insiste en que los estudiantes deben vivir en residencias universitarias, tal como lo hacen en Harvard y Yale. Asimismo, no sugirió deshacerse de los estadios de fútbol (que por lo general se pagan por sí mismos) o escatimar gastos en otros sectores como la .tecnología. Sus estrategias de reducción de costos son los siguientes:

  • Financiamiento separado

En primer lugar, Fried llama a separar el financiamiento de la enseñanza y la investigación. “La investigación es un bien público”-indica- por lo que no hay ninguna razón por la cual los estudiantes deban pagar por ello”.

  • Aumentar el número de alumnos por profesor

Las .escuelas de negocios deben tener como ley principal obtener buenos resultados con grandes cursos.

  • Eliminar cursos opcionales poco atrayentes

En tercer lugar, Fried llama a eliminar -o consolidar, según corresponda- aquellos programas que atraen sólo a algunos estudiantes.

  • Disminuir ‘gastos administrativos’

El costo de administración por estudiante aumentó en 61% entre 1993 y 2007. Las universidades privadas gastan, en promedio, unos siete mil dólares al año por estudiante en conceptos de “apoyo administrativo”: no sólo los jefes decanos y el departamento, sino también psicólogos, consejeros, gerentes de recursos humanos y así sucesivamente.

Más radical

Shai Reshef, un empresario educativo convertido en filántropo, es pionero de una idea aún más radical que la de Fried. Su University of the People ofrece la educación superior gratuita.  Para hacerlo, la universidad, aprovecha tres recursos: los voluntarios académicos que quieren ayudar a los pobres, “cursos” libres a través de Internet y el poder de las .redes sociales.

Unos dos mil voluntarios académicos han diseñado los cursos, también cuenta con tutores para los estudiantes, que hasta el momento alcanzan los mil, y enseñan desde todas partes del mundo, con ayuda de Internet. También ayudan a organizarse en grupos de estudio y luego supervisar a distancia, participando en las discusiones y revisando las pruebas.

Tomando en cuenta estos ejemplos ¿Crees tú en la posibilidad de entregar educación de calidad de bajos costos?