Marketing

Publicidad digital endurece prácticas

Conscientes de la oportunidad, los anunciantes han desplazado gran parte de sus inversiones al medio online, lo que tiene una parte negativa para empresas y consumidores

11-07-2011, 9:39:34 AM

.Internet cada vez se abre como una de las herramientas más poderosas para .publicidad y marketing; las cifras lo demuestran: desde que en 2009 Gran Bretaña se convirtiera en la primera gran economía en invertir más en el sector digital que en los medios tradicionales como la televisión, la radio y los impresos, los números se han disparado a favor de el mundo online.

Según un estudio de la consultora PriceWaterhouseCoopers (PWC), el gasto publicitario online en Latinoamérica crecerá a una tasa anual de 14.1% y sumará dos mil 200 millones de dólares en 2015, casi el doble que en 2010, cuando llegó a los mil 200 millones. Mientras, a nivel mundial se cree que esta cifra sumará 129 mil millones de dólares en los próximos cuatro años.

La inversión en .redes sociales como Facebook, .Twitter y Orkut promete despegarse del resto, dada su penetración en la región. De hecho, el uso de redes sociales ya es la actividad más habitual entre los internautas latinoamericanos.

¿Qué explica este avance? Internet se ha consolidado como una herramienta publicitaria efectiva, capaz de segmentar y alcanzar a los consumidores y potenciales clientes, mejor que cualquier otro medio.

Otro de los principales motores que impulsan el crecimiento de la inversión publicitaria online es la fuerte penetración de la banda ancha y de los teléfonos inteligentes. Así, para 2015 el número de hogares conectados llegará a 73.9 millones en América Latina, el doble que en 2010, según cifras de Wikofsky Gruen.

Además, hay que contemplar la evolución que tendrá en América Latina el uso de las .PC tablets, que comenzaron a comercializarse hace menos de un año.

Aumenta la competencia

Conscientes de estas nuevas tendencias, y como demuestran las cifras, muchos anunciantes han decidido desplazar gran parte de sus inversiones al medio online. Sin embargo, ello también tiene una parte negativa, tanto para empresas como para los consumidores.

En primer lugar, al incrementarse en número de agencias y empresarios que optan por la Red, se eleva y recrudece también la competencia. Es decir, cada vez hay más marcas que luchan por estar mejor posicionados, lo que implica mayor inversión, dedicar más horas a acciones como SEO, e incluso llevar al límite algunas prácticas que terminan incomodando a los internautas. A continuación te describiremos algunas:

  • Abusar del etiquetado

Las empresas han tendido a incluir el denominado “etiquetado” que se hizo conocido a través de Facebook, aunque ya está generando molestia entre las personas.

A veces resulta ser tan indiscriminada que se relacionan personas a imágenes y productos totalmente incompatibles con los gustos, valores y creencias de los consumidores. Ejemplos abundan, aunque los más comunes son. ropa, eventos, accesorios para mujeres y movimientos o partidos políticos.

 

  • Invasión

 

La fuerte competencia de publicidad que existe en Internet, ha obligado también a las empresas reintegrar algunas prácticas que rozan en lo invasivo; un buen ejemplo es lo que ocurre con los llamados pop-ups o ventanas emergentes. Cuando ya los creíamos casi desechados por las empresas importantes, resurgen a través de nuevos formatos, en ocasiones, muy atractivos que pueden dar buenos resultados a los anunciantes y ser agradables para los usuarios, pero que mal utilizados pueden ser contraproducentes.

Una de las publicidades que más molestan a los usuarios es la publicidad de display, que explota frente a nuestros ojos invadiendo toda la pantalla, sin ninguna consideración, aunque es una de las mejores formas de llamar la atención, pues con ella se logra romper la concentración y enfocarla, por ejemplo, en un producto o servicio.

 

  • Comerciales en espacios sociales

En varios casos la insistencia por ganar a la competencia es tal, que los mensajes publicitarios llegan directamente a los muros de Facebook o las menciones de Twitter, una práctica invasiva y molesta. En Twitter, el común denominador son los mensajes creados por robots que contienen un enlace que envía a una página en la que venden o promocionan algo. Algunas con frecuencia contienen sitios con malware o virus.

 

  • El viejo spam

Todos los. teléfonos móviles soportan hoy SMS -mientras que sólo 20% tiene acceso a Internet-, por lo que las empresas se esmeran en continuar aprovechando este medio, mientras el Internet móvil gana fuerza. Lo que hacen es enviar promociones de manera indiscriminada.

Algo similar ocurre en los correos electrónicos, pero de manera mucho más cruda. Cientos de miles de mensajes diarios incomodan a los usuarios, como una forma de e-mail marketing. Conociendo dicha molestia, las empresas que prestan los servicios de mensajería, como Google (Gmail), optan por integrar detectores de spam que evitan su llegada a la bandeja principal. 

Seguramente, a medida que sigan llegando empresas a la publicidad online, la competencia continuará recrudeciéndose y seguirán apareciendo nuevas herramientas. ¿Qué te parece?