Bancos pequeños que dan la pelea

Como David contra Goliat, los bancos pequeños se envalentonan y con creatividad financiera toman su lugar en la banca mexicana. Algunos incluso ya tienen planes de conquistar otras tierras.

08-07-2011, 4:04:49 PM

La mayoría de ellos no tiene ni cinco años en el sistema
bancario mexicano
, pero han mostrado una vitalidad y una imaginación financiera
que abren buenos horizontes para su desarrollo: son los bancos que abrieron
operaciones a finales de la primera década de este milenio y que en este lustro
esperan consolidarse y ser una opción real para los usuarios mexicanos, quienes
ahora pueden elegir entre 41 bancos.

Guillermo Babatz Torres, presidente de la Comisión Nacional
Bancaria y de Valores (CNBV), asegura que la incorporación de los nuevos bancos
al sistema financiero trajo una mayor oferta de productos y servicios a nichos
de la población que se encontraban desatendidos por la banca tradicional.

“Estas personas se han visto beneficiadas con una mejoría en
el nivel de tasas en los productos de captación y colocación bancaria, ya que
este tipo de población acudía anteriormente a servicios informales”, dice el
funcionario.

En exclusiva, Alto Nivel platicó con los directores
generales de Volkswagen Bank y Banco Compartamos, para analizar el entorno
donde se desenvuelven, sus planes de negocio y sus perspectivas de crecimiento.

Volskwagen Bank: La banca automotriz

Con 60 años de experiencia y con presencia en 37 países,
Volkswagen Bank inició operaciones en México (y Latinoamérica) en abril de
2008. En solo tres años logró captar recursos por aproximadamente 1,800
millones de pesos. Hoy su bólido posee una cartera total de 2,721 mdp en
créditos automotrices.

Volkswagen Bank es pionero en el concepto de banca directa
en México. Su modelo sin intermediarios y sin sucursales le permite traducir el
ahorro de gastos operativos en beneficios al cliente: cero comisiones por
manejo de cuentas, cero pago de anualidades, tasas fijas de interés y productos
personalizados para cada necesidad de ahorro e inversión.

“Nuestro concepto es desarrollar más opciones de
financiamiento individualizado. En México somos la única financiera automotriz
con un banco”, afirma Robert Löffler, presidente del Consejo Ejecutivo de
Volkswagen Bank.

Este año contemplan colocar entre 50,000 y 55,000 contratos
de arrendamiento o financiamiento de automóviles nuevos y usados, y el plan es
duplicar este volumen en apenas cinco años, hacia 2016.

Banco Compartamos: microfinanzas, el negocio

En 1990 iniciaron operaciones como una ONG. En 2000 se
convirtieron en una sofol y en 2006 en una institución bancaria. Hoy son un
banco con más de 2 millones de clientes y en 2010 la firma Great Place to Work
lo certificó como empresa número uno para trabajar en México.

“Lo que inició como un proyecto de voluntarios con deseos de
ayudar, hoy es una empresa con un valor de capitalización de 3,000 millones de
dólares”, afirma con orgullo Fernando Álvarez Toca, su director general.

Junto con BanCoppel, Banco Azteca y Banco Walmart, la
institución destruyó el mito de que las personas con escasos recursos nunca
pagaban.

“Sí lo hacen, pero tienes que saber cómo, y  para eso diseñamos una metodología”, destaca
el directivo.

Tal ha sido su éxito que 90% de sus clientes terminan de
pagar el crédito y piden otro.

El ABC para pasar a un banco adulto

Ana Cecilia Reyes Esparza, de CFA Institute en México,
organismo que aglutina a reconocidos profesionales de inversiones con presencia
en 57 países, despliega cuatro puntos para los bancos pequeños que tienen el
propósito de consolidarse y dar mayor competencia en México.

A. Expertise: la especialista asegura que la columna
vertebral para que un banco pequeño se consolide es que sea dirigido por
personas con experiencia y conocimiento: “El capital humano es valiosísimo en
los directivos o en el Consejo de administración, desde la forma en que
constituyen sus comités para salvaguardar la administración y el proceder de
los bancos, hasta cómo desarrollan su trabajo los ejecutivos de cuenta y las
áreas de crédito y análisis”.

B. Organización: para crecer, los nuevos bancos deben
disponer de una eficaz estructura organizacional. Sus manuales de operaciones y
de ética deben regir y describir cómo funciona la institución bancaria y, en la
medida en que estos manuales sean más detallados, permitirán tener una
operación de acuerdo con el plan trazado por el consejo de administrativo.

C. Estructura de capital: es el colchón que aguanta
cualquier vaivén de los mercados. Se conforma con el capital de la institución,
más las fuentes adicionales (en caso de requerir incrementos de capital).
También deberá contar con un eficaz manejo de pasivos, pues un banco puede
quebrar si tiene problemas de liquidez.

D. Administración de riesgos: ¿cuántos bancos no hemos visto
en los últimos años, sobre todo después de la crisis, con problemas, en
quiebras? Y todo porque tomaron mayores riesgos de lo que su capital les
permitía. Por ello, la institución debe contar con buenos órganos de control.