Creación de empleos, lejos de ser suficiente: experto

México se encuentra en una etapa de recuperar los empleos perdidos durante la crisis, lo cual impide que se creen empleos que respondan a la dinámica poblacional.

06-07-2011, 8:19:55 AM

Recientemente los
secretarios de Hacienda y Crédito
Público y del Trabajo, Ernesto Cordero y Javier Lozano, respectivamente, dieron las nuevas cifras con respecto a la
creación de empleos en México
durante el mes de junio.

En conjunto con el
titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Daniel Karam, Cordero y Lozano dijeron que de enero a junio
de 2011 se han creado 55 mil 409 nuevos empleos, lo cual acerca al país a tener
15 millones de afiliados al IMSS.

 

Cuando empezó el
sexenio…

 

Cuando el presidente Felipe Calderón inició su campaña por el poder ejecutivo, en
diciembre de 2005, se denominó asimismo “Presidente
del Empleo
”, ya que prometió la creación de 800 mil puestos de trabajo
formal anualmente, lo que sumaría un total de 4.8 millones de empleos. Tras
cerca de cinco años de gestión, se han generado un millón 419,418 empleos, la
mayor parte de ellos en 2010, cuando se crearon 730 mil plazas.

Sin embargo, los
economistas expertos del Centro de
Análisis Multidisciplinario
(CAM) de la Facultad de Economía de la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirman que la mayor parte de
los puestos creados en 2010 son más bien los recuperados de la crisis del
bienio anterior.

De acuerdo con Marco Antonio Aguilar González, docente de Administración de Negocios,
de la Universidad del Valle de México (UVM), Campus Tlalpan, “la cifra de
empleos perdidos en ese bienio ya ha sido superada por los de nueva creación en
lo que va del año, que de acuerdo a las cifras oficiales son un poco más de 234
mil nuevos empleos. El problema no es recuperar los empleos perdidos en lo más
álgido de la crisis, sino generar
los que en realidad el país necesita”.

 

El empleo de cara al mañana

 

El denominado “bono demográfico” hace urgente la creación de nuevas fuentes de
empleo. Cada vez más jóvenes se incorporan a la Población Económicamente Activa (PEA), lo cual exige una rápida
respuesta por parte del gobierno.

Aguilar González dijo que con base en cifras
del Consejo Nacional de Población,
la PEA en México durante 2011 superará los 48 millones de personas. Según el
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el primer
trimestre de 2011, la PEA fue de 57.5% de la población; 94.8% estaba ocupada,
en tanto que 5.2% se mantenía desocupada.

De acuerdo con el académico de la UVM, es
necesario crear un millón de empleos formales
anualmente para responder a la dinámica poblacional; no obstante, en casi cinco
años de gestión, el presidente Calderón ha creado casi 1.5 millones de empleos.

Otros problemas son el subempleo y el empleo
informal
. De las cerca de 48 millones de personas trabajando en México,
sólo 15 millones se encuentran registradas en el IMSS. Esto significa, explicó
Aguilar González, que “el subempleo en general está aún lejos de reflejar una
disminución drástica. Lo mismo sucede con todos los mexicanos que trabajan en
el sector informal, de los cuales no consta registro alguno”.

El fantasma que aún atemoriza el empleo en el
país es la desaceleración económica
que está sufriendo la economía mexicana. “Una desaceleración económica
necesariamente acarrearía una disminución en la creación de empleos. Los
recursos o bien se destinan a actividades más redituables en el corto plazo o
se manejan de maneras más conservadoras; ninguno de estos escenarios favorece
la inversión de riesgo y por tanto la creación de empleos”, dijo el docente de
Administración de Negocios de la UVM.

Por ello, hay poco que
celebrar en la generación de 55 mil 409 nuevos empleos en junio. “La tasa de creación de empleos en el país todavía es muy baja y no se
ve en el corto plazo una recuperación
significativa
, mucho menos para alcanzar a satisfacer las necesidades de
empleo del grueso de la población. No se niega la recuperación, pero el ritmo
de crecimiento es lento y todavía presenta variaciones a la baja”, afirmó
Aguilar González.

Por ello, como lo han estipulado el Centro de
Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)
y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), es necesario que el gobierno impulse la inversión en
sectores productivos, que permitan el crecimiento y surgimiento de empresas que
generen nuevos empleos.