Actualidad

Optimismo por Plan Grecia

El mundo se muestra cada vez más confianza en que el Parlamento griego aprobará el Plan de austeridad, pese a las numerosas protestas de los ciudadanos.

29-06-2011, 8:52:38 AM
29 de Junio de 2011

Cada vez se ve como
más probable que el Parlamento griego apruebe unas impopulares medidas de austeridad el miércoles, a
pesar de las protestas violentas,
para asegurar los fondos internacionales
que impidan la primera moratoria de
deuda
soberana de la zona euro.

Pero aún no se tiene
certeza con respecto a la capacidad del gobierno para sacar adelante leyes para
llevar a cabo reformas estructurales
y privatizaciones en una segunda
ronda de votaciones el jueves, y después adherirse a un ajustado calendario
impuesto por la UE y el FMI para su aplicación.

Muchos economistas e
inversores todavía esperan que Grecia caiga en una cesación de pagos a medio
plazo.

Las perspectivas de
un “sí” al plan de austeridad de cinco años aumentaron cuando uno de
los tres rebeldes del partido gobernante PASOK del primer ministro, George
Papandreou, cambió de parecer y dijo que votaría a favor de las medidas por
responsabilidad nacional.

“He tomado la
decisión de votar a favor del plan porque los intereses nacionales son más
importantes que nuestra propia dignidad”, dijo a Reuters el diputado
Thomas Robopoulos.

El PASOK tiene 155
escaños en la cámara de 300 miembros y también podría verse ayudado en la
votación por un pequeño grupo escindido de cinco diputados liderado por la ex
ministra de Exteriores Dora Bakoyanis.

Bakoyanis, que ha
recibido intensas presiones de
responsables de la Unión Europea,
dijo que se abstendría y que los otros cuatro miembros eran libres para votar
según su parecer.

Las expectativas de
un voto positivo y de progresos en
las negociaciones entre bancos y gobiernos de la zona euro sobre una
renegociación de la deuda privada griega hicieron subir al euro y los mercados globales.

Las acciones europeas treparon el miércoles
por tercer día consecutivo, lideradas por los bancos, mientras los inversores
apostaban por que el Parlamento aprobara el plan.

La UE y el Fondo
Monetario Internacional han dicho que Grecia debe aplicar tanto el plan de austeridad
de cinco años, con 28,600 millones de euros en ahorros, como varias leyes de reformas estructurales y venta de
activos del Estado para asegurarse el siguiente tramo de ayuda de 12,000
millones de euros en julio.

Sin ese rescate,
Atenas se quedaría sin fondos en unas semanas.

El principal
responsable económico de la UE, Olli Rehn, insistió en que las nuevas ayudas
para este endeudado país mediterráneo dependen de que el Parlamento apruebe el
paquete que incluye recortes de gastos, subidas de impuestos y privatizaciones,
y descartó que exista un Plan B para
evitar la suspensión de pagos.

La recién designada
jefa del FMI, Christine Lagarde,
pidió a los diputados griegos que se unan para apoyar el plan de austeridad,
aunque el líder de la oposición conservadora griega, Antonis Samaras, reiteró
sus objeciones.

“Esta política
está equivocada, ha extenuado al pueblo griego y a la sociedad griega”,
dijo Samaras al Parlamento.

Si Grecia aprueba el
paquete, los ministros de Finanzas de la zona euro que se reúnen el domingo en
Bruselas probablemente acordarán la liberación del próximo tramo de ayuda, y el
FMI los imitaría el 5 de julio.

(Información adicional de George Georgiopoulos, Dina
Kyriakidou y James Mackenzie en Atenas, Philipp Halstrick y Ed Taylor en
Francfort, Atul Prakash y Jeremy Gaunt en Londres. Traducido por la Redacción
de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)