¿Qué hacen las empresas frente a consumidores socialmente responsables?

Revela encuesta que 7 de cada 10 mexicanos compra con base en la política ambiental de las empresas.

20-06-2011, 3:57:32 PM

Cuando el consumidor compra… ¿Leerá la etiqueta? ¿Le preocupará si el producto es sustentable? ¿Conocerá la política ambiental de la empresa que genera el producto que necesita?

Es curioso pero una de las ventajas de la Responsabilidad Social Corporativa es justamente ser amigable con el medio ambiente y con la sociedad en la que se generan los productos y/o servicios.

Esto mejora considerablemente la percepción del ciudadano respecto a la marca y a los productos que oferta, logrando un círculo virtuoso donde la empresa, la gente y el medio ambiente ganan.

Pero ¿será que los ciudadanos sí están conscientes de su poder de consumo responsable? 

Ciudadanos usan su poder de consumo

El último Green Study, la investigación que realiza cada año TNS Research International México, se retoman las percepciones de la población sobre estos temas y las tendencias en los hábitos de consumo verdes.

Una serie de 502 entrevistas efectivas entre hombres y mujeres de 18 a 65 años de edad, en las principales ciudades del país, reveló que 7 de cada 10 mexicanos decide qué producto o servicio comprar con base en la  política ambiental que tenga la empresa. Y son las mujeres de 35 a 44 años de un nivel socioeconómico alto las que definen su compra con base en las políticas ambientales de las marcas.

Así que quién dijo que ser un Ciudadano Corporativo no era importante, no sólo para trabajar en conjunto con la comunidad y su medio ambiente, sino para mejorar la percepción de los ciudadanos, generar lealtad y por ende, un aumento en la venta de productos y/o servicios.

Los ciudadanos hoy por hoy están más informados y está creciendo el sector preocupado por su consumo responsable y la disminución de su huella ecológica.

El mismo estudio señala que un 47% de los mexicanos está preocupado por el calentamiento global y un 17% por la contaminación del agua y son las ciudades de Guadalajara y el Distrito Federal las más preocupadas por el tema. Paradójicamente Monterrey es la menos preocupada por las cuestiones ambientales.

A medida que aumenta la penetración de la Ciudadanía Corporativa, también lo hace la conciencia de la gente. Se reporta que las personas de 45 a 65 años compran más productos orgánicos y biodegradables, mientras que los chavos de 18 a 24 años y los adultos de 45 a 65 años, sustituyen en mayor proporción las bolsas de plástico por las de tela.

¿Qué están haciendo las empresas al respecto?

Están generando procesos ecoamigables durante la fabricación, almacenamiento, transportación y venta para reducir la huella ecológica del producto. Es decir, están usando sustancias y materiales reciclables, sin toxicidad, biodegradables y en cuya elaboración se reduzca al mínimo el uso de agua, energía y combustibles. Por si esto fuera poco, la transportación se realiza por rutas más cortas para minimizar las millas y por tanto, la emisión de contaminantes al medio ambiente.

Embotellando vida

Las empresas embotelladoras han dado un giro en este sentido. Ciertas empresas que comercializan refrescos o aguas embotelladas, están elaborando botellas con PET que tienen un 30% de material reciclable. Esto reduce el uso de millones de litros de gasolina y su impacto en la naturaleza.

Es bien sabido que el destino de un envase o empaque puede ser la basura o un inclusive un lago o río, por lo que su elaboración con desechos no alimenticios o de origen vegetal, permiten que éstos sean rehusados o reciclados.

En cadenas de comida rápida se están eliminando los platos y envases elaborados con espuma de poliestireno, o sea unicel, por modelos de papel y cartón reciclado.

De “mandado”

La Asociación Civil “Mercado el 100” propuso la creación de un mercado semanal de productores locales en la ciudad de México, ante su preocupación por el medioambiente y por los intercambios justos entre productores y consumidores, y el ánimo para desarrollar un proyecto local y sustentable.

Se decidió  limitar la oferta a productores de la región dentro de una zona aproximada a 160 kilómetros a la redonda. El mercado 100 incita a los consumidores a comprar las cosechas de los pequeños productores, fomentando así los alimentos frescos, generado mayor desarrollo local y frenando emisiones efecto invernadero causadas por las largas distancias de transportación y almacenamiento de los productos.

Como parte del proyecto  el mercado se instaló en la Plaza Río de Janeiro (la plaza del David), en la Colonia Roma Norte, justo a la esquina de Orizaba con Durango.

A lavar

Henkel ofrece marcas y tecnologías en  tres áreas de negocio: Detergentes y Cuidado del Hogar, Cosmética y Cuidado Personal y Adhesive Technologies, en el terreno de los detergentes su aportación en materia de productos sustentables es amplia.
Sólo por citar algunos, el detergente VIVA y 1-2-3 fueron los primeros detergentes en polvo “sin fostato”, los fostatos generan la acumulación de grandes cantidades de algas en la superficie de lagos y lagunas, las cuales al morir; se descomponen y consumen el oxígeno provocando así la muerte de miles de especies acuáticas.

¡Llámele!

Como parte de su apoyo al medio ambiente, Sony Ericsson busca procurar un futuro sostenible al implementar la estrategia GreenHeart, piedra angular de la estrategia de la empresa, aplicando programas para reducir emisiones de CO² en todas las actividades de la compañía. De igual modo, Sony Ericsson hace que la gama de teléfonos GreenHeart™ sean menos nocivos para el medio ambiente.

Los nuevos productos GreenHeart reemplazan la versión estándar impresa, por un manual electrónico integrado al teléfono, con lo cual se ahorra más de un 90% en papel, y se reducen los efectos de transporte del producto final, al poder envolverse de manera más compacta.

El teléfono C901 GreenHeart está hecho en más de 50%, de plásticos reciclados, e incluye un sensor de luz optimizado para la pantalla disminuyendo el consumo de energía. El color del teléfono se le da con pintura a base de agua, la cual reduce la exposición a compuestos orgánicos volátiles (COV).

Acciones por tomar

En nuestras manos se encuentra la decisión de adquirir productos que realmente sean ecológicos, sobre todo el pensar en cuál será el destino final del mismo.

Algunas medidas para participar puede ser el comprar focos ahorradores (fluorescentes), que reducen el consumo de energía hasta en un 80% y duran hasta 15 veces más que los focos incandescentes convencionales.

Además de utilizar pilas preferentemente recargables, en caso de no serlo, desechar las baterías que ya no utilices en centros de acopio y no en la basura común del hogar.