Actualidad

Monedas AL retrocederían por menor apetito riesgo

Las divisas locales seguirán un comportamiento volátil por la incertidumbre inversionista frente a un posible segundo plan de rescate de deuda para Grecia y la débil economía de EU.

13-06-2011, 8:40:13 AM
13 de Junio de 2011

La mayoría de las monedas de América Latina cederían terreno
esta semana debido a las preocupaciones sobre la salud de la economía mundial y
la incertidumbre por un segundo plan de rescate para .Grecia.

La .volatilidad continuaría reinando en monedas como el peso
mexicano, el real brasileño
y el peso chileno, en tanto que el peso colombiano
podría soportar mejor la presión externa por expectativas de entrada de dólares
al país para el pago de impuestos.

Los ojos estarán puestos en la publicación de indicadores
claves
de la economía de Estados Unidos, como producción industrial y ventas
minoristas.

Para Javier Dorich, analista de mercados emergentes del
Banco de Bogotá, los mercados de la región han mostrado una mayor sensibilidad
a los datos negativos que a los positivos, lo que dificulta un mayor avance de
las monedas en el corto plazo.

“Con malos datos de Estados Unidos, la próxima semana
podríamos tener un escenario donde el real y el peso mexicano se debiliten pero
el euro o el dólar se vean algo favorecidos, aunque dependiendo de qué noticias
tengamos de Grecia“, explicó.

En el caso del peso mexicano, por ejemplo, operadores
consultados esperan que opere en un rango entre 11.70 y 12.00 unidades por dólar,
un margen amplio debido a la volatilidad que podría seguir afectando a los
mercados externos.

“Mientras no haya un cambio estructural, la perspectiva
para el peso sigue siendo favorable, aunque en el corto plazo no se descartan
volatilidad en el mercado cambiario y pérdidas adicionales para el peso”,
estimó el grupo financiero Monex en un reporte.

Pero en .Argentina, la moneda se mantendría en las próximas
sesiones en niveles mínimos históricos en la plaza interbancaria ante tomas de
coberturas en divisas por la proximidad de las elecciones presidenciales de
octubre, dijeron operadores.

De acuerdo con los operadores, “el poder de fuego”
que tiene el Banco Central con permanentes intervenciones de compra o venta de
dólares
de sus reservas aborta cualquier movimiento no deseado en el valor del
peso, por lo que no se esperan mayores oscilaciones.