Cómo saber si necesitas vacaciones

La mayoría de los ejecutivos ‘workaholics’ no perciben cuando su desempeño disminuyó y, por tanto, necesitan vacaciones. ¿Cómo saberlo?

10-06-2011, 12:02:01 PM

Muchas personas trabajan excesivamente, preocupadas por producir e incrementar sus ganancias económicas, confiando en su energía y buena salud. Pasan días enteros .acumulando estrés y no son conscientes del enorme daño que hacen a su cuerpo y mente, las que siempre terminan cobrando la factura.

Son los denominados workaholics, esclavos de sus .trabajos, problema que afecta a cada vez más ejecutivos y que es analizado por médicos, psicólogos y ejecutivos de recursos humanos.

Mucho sabe de ello el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que en medio de una de sus mayores bajas de popularidad decidió tomarse unas pequeñas vacaciones, asegurando a la prensa que “su misión en éste momento es jugar al golf y pasar tiempo con su familia“.

Tras la frase había un fuerte mensaje del político, diciendo que es necesario reservar un. tiempo para descansar, aún cuando se fuera el personaje más importante de su país.

¿Cómo te das cuenta que necesitas vacaciones?

Los expertos indican que existen tres factores claves para decidir cuándo es el momento indicado para tomarse un descanso.

  • El tiempo no alcanza

Las actividades que antes realizabas en pocos minutos, ahora te toman varias horas. Esto es señal de que tu capacidad de concentración está fallando, te distraes con mayor facilidad, pues tu mente está dispersa. Necesitas, entonces, realizar actividades relajantes, que logren bajar la tensión física y mental.

  • Llevas trabajo a tu casa y lo realizas en tus días libres

Como no puedes terminar tu trabajo en el horario especificado, decides llevarlo a tu casa. Esto es signo de que el estrés no te permite poner límites entre tu vida laboral y tu espacio personal.

  • Malhumor

Conversas mucho menos con tus compañeros de trabajo, excepto para discutir. No te dan risa los chistes y los ruidos te irritan. La pérdida del buen humor es signo de que el cansancio está afectando tu estabilidad emocional. Respira profundo, y recuerda que el trabajo no lo es todo.

  • Dejas de lado a la familia

El ritmo de vida y la manera de vivirla de hoy hace que dejemos de lado temas centrales como el de la .familia. El trabajo, las actividades y responsabilidades a veces debilitan la relación con la familia. Un .descanso, para reconectarte con ellos, puede ser bueno para la familia y para ti mismo.

  • No tienes tiempo de ocio

Llega un momento en que es necesario parar y ver donde estás en la vida y a dónde quieres llegar. Repensar los objetivos y la situación personal, hacernos preguntas y, con base en las respuestas, tomar decisiones. No importa lo bien que puedan estar las cosas, siempre se pueden mejorar.

A veces una simple ducha, un viaje en bus o en avión pueden ser el único momento de quietud que tienes para dejar a la mente divagar y reflexionar.

  • Rutinario

La rutina es buena para organizarse, pero tarde o temprano lleva al estancamiento, si no se toma con inteligencia. Por eso es necesario que tomes un .descanso, renueves tus fuerzas y vuelvas como nuevo.