Educación

Harvard abre las puertas a adultos maduros

La Iniciativa de Liderazgo Avanzado de la universidad, ahora en su tercer año, invita a profesionales con carreras avanzadas y a ejecutivos a pasar casi un año en su campus.

03-06-2011, 5:55:51 PM

A mediados de 2005, un grupo de académicos de la Escuela de Negocios de .Harvard se reunió dispuesto a resolver la pregunta ¿de qué forma la misión de una universidad podría cambiar en el siglo XXI?

Luego de muchas horas de discusión llegó la respuesta: abrirles las puertas a los adultos de más edad, y darles herramientas para ayudar a cambiar el mundo.

Dicha conclusión tomó forma a través de la Iniciativa de Liderazgo Avanzado, que tras cumplir su tercer año de exitoso funcionamiento, invita a profesionales con carreras avanzadas y a. ejecutivos a pasar casi un año en las aulas de la .mejor universidad del mundo, según el ranking que realiza la Académica de Universidades del Mundo de 2010 (ARWU, por sus siglas en inglés).

“Claramente, necesitamos más líderes para enfrentar desafíos sociales, y aquí tenemos una gran población de adultos que dejan sus primeras carreras y van a vivir otros 20 o 30 años”, dice Kanter. La educación superior “puede ser el recurso que les da a estos individuos las destrezas y dirección que necesitan”, asegura Rosabeth Moss Kanter, cofundadora y directora de la iniciativa, y una de los tres profesores imaginaron el potencial que podrían tener estos individuos en el sistema educacional de EU.

Los participantes pueden ser parte de grupos de estudio, participar en .seminarios y reunirse de forma regular con profesores y estudiantes.

A cambio, .Harvard les pide que desarrollen un “proyecto de propósito social”, es decir, un plan para hacer frente a los problemas significativos en educación, salud, el medio ambiente y otras áreas.

Por ahora, la iniciativa sigue siendo pequeña -alrededor de 20 a 30 estudiantes participan cada año-, aunque Kanter prevé que el programa será replicado en universidades, no sólo de EU, sino de todo el mundo.

¿Cómo funciona?

La iniciativa de Harvard se extiende desde enero a noviembre, con un receso a medidas de año (principalmente para trabajo de campo e investigación).

Los estudiantes deben cubrir los costos del programa -no revelados de manera pública-, aunque hay cierta ayuda financiera disponible para individuos con carreras de servicio público.

Cuando se evalúan los candidatos, los profesores buscan personas con logros que tienen el potencial de lograr más. Tales individuos deben estar motivados para asumir un desafío social a nivel local, nacional o global.