Éxito laboral femenino: cuestión de guardarropa

Las mujeres comunican efectivamente que están listas para ser ejecutivas a través de su imagen. Te damos los tips para lucir como una profesional.

25-05-2011, 1:26:21 PM

Toda mujer puede llegar tan alto como
desee, siempre y cuando cuide su imagen. Es importante potencializar todas las
virtudes de tu trabajo a través de una correcta presentación visual pues la
imagen será clave determinante para escalar peldaños hacia un mejor puesto.

Tomando en cuenta que más del 55% de la percepción e impacto
visual
que produce una mujer en una primera impresión está concentrada en la
vestimenta y su arreglo personal.

La imagen que proyecte la mujer ejecutiva debe reflejar
bienestar, equilibrio integral en su vida y profesionalismo.  La autoestima se fortalece dentro y fuera del
trabajo, por lo que es una tarea que debe hacerse en todo momento y no sólo
cuando se está en la empresa o en casa descansando.

Lo que se debe de usar

  • Un traje sastre de corte clásico en los que dominen los
    colores neutros como el azul marino, gris y negro,  ya que estos colores ofrecen estilo y
    funcionalidad a una mujer de negocios.
  • Camisas acorde a la selección del traje: Siempre una gran
    elección será una camisa tradicional de algodón que le dará el toque de
    comodidad, elegancia y limpieza al atuendo. 
    Es necesario llevar siempre la camisa dentro del pantalón o de la falda.
  • Zapatos de preferencia clásicos, puedes optar por diseños
    novedosos y vanguardistas, siempre y cuando sean cerrados, sin brillantes, y
    que posean una altura de tacón que favorezca.
  • Joyería discreta que le dé sólo un toque de estilo a todo tu
    guardarropa.

Lo que no se debe de usar

  • Accesorios en exceso, tres son lo máximo autorizado y bien
    visto.
  • Vestidos alusivos a la playa, trajes con mangas cortas, faldas
    o vestidos arriba de la rodilla y ropa ajustada que muestre un prominente
    escote.
  • Las sandalias y los flats nunca serán bien vistos en una
    oficina
  • Tapar los tatuajes y los piercings en exceso.